Cien inmigrantes entran en Melilla tras un nuevo salto a la valla

Un centenar de inmigrantes subsaharianos consiguió acceder a la ciudad española de Melilla (norte de África) tras un nuevo asalto masivo a la valla fronteriza con Marruecos, protagonizado por unas 500 personas.

Según informaron a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno, el asalto se produjo sobre las 07.50 horas (06.50 GMT) y los subsaharianos mostraron una actitud "muy violenta", ya que usaron piedras y palos, según fuentes de la Guardia Civil española.

La violencia de los inmigrantes, que se dividieron en dos grupos, hizo necesario que ese cuerpo auxiliara a las fuerzas marroquíes que intentaban contener el asalto, que tuvieron que refugiarse entre las dos vallas instaladas en la frontera.

Este es el segundo asalto masivo que se produce en apenas una semana en Melilla, ya que el pasado lunes otros 150 inmigrantes consiguieron entrar en la ciudad.

Melilla, igual que Ceuta, ambas ciudades españolas fronterizas con Marruecos en la costa mediterránea, viven desde hace meses una extrema presión migratoria que mantiene en alerta constante a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

En Ceuta, el pasado 6 de febrero hubo un intento de asalto que se saldó con al menos quince personas muertas por ahogamiento, al intentar entrar en la ciudad un grupo de unos 250 inmigrantes.

Rabat dice que hay 14 inmigrantes y 13 agentes heridos en el asalto a Melilla

El último asalto ha dejado a 27 personas heridas, 14 de ellos inmigrantes y el resto agentes de las fuerzas del orden marroquíes, según un comunicado del ministerio marroquí del Interior.

Según la nota, los inmigrantes, que hicieron su asalto desde la zona llamada Tigorfatín, "no obedecieron a los requerimientos habituales (de los policías) y pasaron a lanzar pedradas, que causaron trece heridos entre las fuerzas del orden", quienes por su parte procedieron al arresto de 96 personas.

Además, trece inmigrantes -añade el comunicado- tuvieron que ser evacuados al Hospital Hassani de Nador para recibir atención médica "por las heridas causadas por las alambradas de la valla" que rodea el perímetro de Melilla, concluye el comunicado, que no hace referencia a que un centenar de emigrantes sí logró su objetivo.

Se mantiene la alerta en frontera de Ceuta ante posibilidad de nuevos asaltos
La Guardia Civil y la Policía Nacional mantienen una vigilancia especial en la frontera de Ceuta con Marruecos por la posibilidad de nuevas avalanchas de inmigrantes, ante los testimonios de algunos subsaharianos.

Cerca de la frontera hay unos mil inmigrantes subsaharianos a la espera de entrar en la ciudad y en cualquier momento se puede repetir un asalto masivo, según han informado a Efe fuentes policiales.

La vigilancia se mantiene después de que varios subsaharianos acogidos en el CETI hayan alertado de que sus compatriotas esperan cualquier momento para volver a intentar entrar en grupo.

En los últimos días no se han advertido acercamientos de inmigrantes al vallado fronterizo.

El pasado 6 de febrero en un asalto masivo a la valla murieron quince subsaharianos.

Comentarios