viernes. 06.12.2019 |
El tiempo
viernes. 06.12.2019
El tiempo

Una indemnización de 800.000 por daños a un bebé durante el parto

Un matrimonio de Zaragoza ha sido indemnizado con 800.000 euros por las graves lesiones que sufrió su hija en el parto y las secuelas permanentes que padecerá el resto de su vida.
Se trata de
la mayor de las indemnizaciones acordadas en la Comunidad de Aragón a causa de una negligencia médica.

La denuncia fue tramitada por el letrado Ricardo Agoiz, miembro del servicio jurídico de la Asociación del Defensor del Paciente, a la que acudió la pareja tras conocer las consecuencias de la atención médica supuestamente negligente en el momento de nacer el bebé.

La acusación recoje que el 18 de enero de 2010 la madre de la niña, que había llevado un embarazo normal, acudió a la consulta de su ginecólogo. El doctor la derivó a una clínica privada de Zaragoza al comprobar que había iniciado las contracciones y comenzaba a dilatar.

Una vez en el paritorio del centro clínico, aún en el vientre, el bebé sufrió un proceso de bradicardia (bajada de pulsaciones y falta de oxígeno) de graves consecuencias para su salud.
Según la denuncia, el ginecólogo no estaba en el paritorio en esos momentos y no fue informado por la matrona. Ésta tampoco procedió a iniciar el parto, por lo que el bebé nació cuando llegó el especialista, 20 minutos después de iniciarse la bradicardia.

La denuncia penal, interpuesta ante el Juzgado de Instrucción nº 8 de Zaragoza, por un presunto delito de lesiones por imprudencia, cuenta con un informe de la médico forense judicial a favor de los padres, "ante la evidencia de los 20 minutos en los que el bebé estuvo en bradicardia", asegura Agoiz.

La niña sufre una encefalopatía hipóxico isquémica, lo que conlleva múltiples lesiones y problemas que la acompañarán el resto de su vida, como discapacidad intelectual, parálisis cerebral, espasticidad, epilepsia y ceguera, con declaración de minusvalía del 77 por ciento y grado 3 de dependencia. Estas lesiones requieren una atención continua, además de educación especializada cuando sea mayor y obras de adaptación en la vivienda de los padres para facilitar la vida cotidiana.

El pasado 1 de julio, a la espera de la formalización de las acusaciones, el abogado de los padres y la aseguradora de la matrona y del ginecólogo llegaron a acuerdo de indemnización de 800.000 euros por las lesiones sufridas por el bebé en el parto y las secuelas derivadas. En concreto, por los daños morales se contempla una indemnización de 136.000 euros y por las lesiones permanentes, 664.000 euros.

Este acuerdo cierra el capítulo de reclamaciones civiles abierto en el proceso penal, por lo que el procedimiento judicial se ceñirá al establecimiento de las posibles responsabilidades penales en las que puedan haber incurrido el ginecólogo y la matrona, según informa el abogado. La instrucción del caso fue finalizada días atrás por el juez encargado del procedimiento y está pendiente de ser calificado por las acusaciones y las defensas como un posible delito de lesiones por imprudencia o como una falta de índole menor.

Una indemnización de 800.000 por daños a un bebé durante el parto
Comentarios