Unos 300 subsaharianos intentan superar la valla de Melilla

Ninguno de ellos logró cruzar la frontera dado el despliegue de la Guardia Civil y las autoridades marroquíes a ambos lados de la verja

Unos 300 inmigrantes subsaharianos han intentado este martes saltar la valla de Melilla, un objetivo que no ha alcanzado ninguno de ellos gracias al despliegue en el lado español de la Guardia Civil, en colaboración con las autoridades marroquíes, que también se han desplegado al otro lado de la verja.

Fuentes policiales han informado de que la tentativa se ha registrado en torno a las 07.00 horas en la zona cercana al cementerio musulmán. Los inmigrantes han conseguido llegar a la valla exterior, aunque el despliegue policial ha impedido su entrada en la ciudad autónoma, según ha informado la Delegación del Gobierno.

Como consecuencia del salto, varios guardias civiles han sufrido contusiones, aunque sólo uno de ellos ha requerido asistencia sanitaria por un fuerte golpe en la rodilla. Asimismo, la valla también ha sufrido diversos daños, que están pendientes de ser evaluados.

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, ha expresado su apoyo a la Guardia Civil en su labor de custodia y vigilancia de la frontera de Melilla, al tiempo que ha deseado una pronta recuperación a los agentes que han resultado heridos tras intervenir en la contención del salto.

TENTATIVAS. El de este martes es el mayor intento de entrada que se registra en las últimas semanas, aunque la presión migratoria que sufre Melilla se sigue manteniendo, con avistamientos casi diarios de grupos de inmigrantes que intentan acercarse a la valla, según las fuentes.

La última tentativa registrada se produjo justo hace una semana cuando varios grupos que sumaban unas 400 personas fueron avistadas, aunque sólo unos cuatro consiguieron llegar a la verja.