Sin acuerdo para retrasar el retiro de los médicos hasta los 72 años

"Queren que morran coas botas postas", critica el BNG ► PP y PSOE acercan posturas
Entrega de las firmas en apoyo a la iniciativa legislativa popular en el Parlamento. PEPE FERRÍN (AGN)
photo_camera Entrega de las firmas en apoyo a la iniciativa legislativa popular en el Parlamento. PEPE FERRÍN (AGN)

Los grupos del PPdeG y del PSdeG concordaron, con matices, en la medida de la ampliación de edad de jubilación de los médicos como medida para retener en cierto modo a profesionales en activo. En todo caso, ambas formaciones coinciden también que esta medida no solucionará la problemática de falta de facultativos, punto en que ambas formaciones sí se echan la culpa mutuamente por las medidas, o falta de actuaciones, de los respectivos gobiernos central y autonómico.

La proposición no de ley impulsada por el PPdeG y defendida por la lucense Encarna Amigo propone demandar al Gobierno central que realice las modificaciones para que la jubilación activa pueda aplicarse hasta los 72 años. Parecida era la postura de los socialistas en su enmienda, que instaban al Ejecutivo autonómico a "aproveitar as modificacións legais" promovidas por el Estado y "apoiadas" por la Consellería de Sanidade con el fin de habilitar procedimientos para la jubilación a los 72 años.

Aunque la redacción tenía el mismo fin, la diputada del PPdeG ya avanzó el rechazo a la enmienda. Los socialistas, según las fuentes consultadas, no apoyarán la iniciativa, pero cabe evitar el no con una abstención.

En medio del debate, la parlamentaria del BNG Montse Prado rechazó rotundamente la iniciativa y la ampliación de la edad de jubilación, un "dereito que custou conquistar" con "cárcere" y la "morte" de muchas personas que se movilizaron para lograrlo. Así, ironizó con que la pretensión sea llegar a que "morran coas botas postas", lamentó Prado.

50.000 firmas 

El debate sanitario volvió a marcar el pleno del Parlamento en vísperas de la manifestación del domingo en Santiago en defensa del sistema público. Precisamente este martes la plataforma convocante, SOS Sanidade Pública, entregó en el Parlamento más de 50.000 firmas que avalan la iniciativa legislativa popular (ILP) en defensa de la sanidad y de apoyo a la Atención Primaria.

Así, los impulsores de la ILP, que cuentan con el apoyo de los grupos del BNG y PSdeG y de los extraparlamentarios de izquierdas (Podemos, Anova y Esquerda Unida), entregaron tres cajas con las firmas recopiladas en los últimos meses, un número "histórico", que convierte la iniciativa popular más respaldada que ha llegado al Pazo do Hórreo.