sábado. 19.10.2019 |
El tiempo
sábado. 19.10.2019
El tiempo

Un avión privado para doblar las posibilidades en la oposición

Las enfermeras Vanesa Faro (i) y Mercedes Gómez, dos de los cuatro enfermeros que alquilaron el avión a Santiago. BRAIS LORENZO (Efe)
Las enfermeras Vanesa Faro (i) y Mercedes Gómez, dos de los cuatro enfermeros que alquilaron el avión a Santiago. BRAIS LORENZO (Efe)

Un grupo de cuatro enfermeros ourensanos hizo un viaje "express" de Madrid a Silleda para hacer dos exámenes para una plaza fija en dos días

Un día después de su peculiar viaje "exprés" de Madrid a Galicia en una misma jornada para poder participar en las oposiciones de enfermería, cuatro enfermeros ourensanos todavía continúan hoy sorprendidos por la expectación causada tras su decisión de alquilar un avión privado para poder examinarse en dos comunidades autónomas distintas, Madrid y Galicia.

La singular historia de estos gallegos arranca después de que el grupo de opositores supiese que los exámenes en Galicia iban a ser por la tarde, es decir, pocas horas después de las pruebas celebradas en Madrid.

Después de valorar todas sus opciones, los cuatro, tal y como han comentado en una conversación con Efe, decidieron alquilar un avión privado y presentarse en ambas zonas "duplicando" así con su decisión sus posibilidades de obtener una plaza fija.
Este era el objetivo, no en vano después de varios años encadenando contratos temporales y de estar en situación de interinidad, todos buscan una estabilidad en la vida y en su dedicación profesional.

"Cuando vimos que en casi todas las comunidades autónomas los exámenes eran por la mañana y, en Galicia por la tarde, nos planteamos si podíamos hacer los dos a la vez", cuenta una de las protagonistas del cuarteto, Mercedes Gómez, quien, sorprendida por el aluvión de llamadas de los medios de comunicación, describe lo vivido como "una mañana de locos, una locura total", a la par que la vorágine en la que ahora están inmersos, esta vez por el interés de la prensa.

En su relato, aunque asegura que "nunca" pensó en hacer algo así", afirma que, animada por su marido, pidió presupuesto y después lo que sucedió es que "me animó a arriesgar".

En este punto, y convencida, el grupo urdió el plan que finalmente les llevó de Madrid, donde han sido casi 35.000 los aspirantes distribuidos en quince facultades de la Universidad Complutense y cinco escuelas de la Universidad Politécnica los que han realizado las pruebas, con 5.396 plazas en juego.

Mientras, en Galicia, en concreto, en Silleda, eran 830 las que estaban en liza.

Los nervios y prisas se sucedieron una vez iniciada la aventura, sin imaginar jamás el revuelo mediático que su particular hazaña iba a generar.

A las 7.30 horas tomaron un taxi en Madrid para llegar con tiempo al examen de las 9.30, aunque éste finalmente no dio comienzo hasta las diez y media, primer contratiempo. No obstante, con el reloj siempre en mente, pudieron hacerlo.

Nada más acabar, se fueron corriendo a la terminal de Barajas para coger el avión que les llevó a Santiago de Compostela, donde les recogió el hermano de Mercedes, que se ocupó del traslado a Silleda, en Pontevedra, al recinto ferial donde se registró el examen vespertino.

El viaje fue "una inversión"

Sin entrar en detalles del precio del viaje, afirma esta mujer que todo el esfuerzo "compensa" y merece la pena, convencida de que "tener dos oportunidades" les da mayores posibilidades para lograr su ansiado objetivo.

En definitiva, no se arrepienten y ven este viaje como "una inversión".

Todo por lograr una de las plazas, en Galicia, donde se han ofertado 830 plazas para los que se han presentado 7.675 profesionales, de las cuales sólo una parte son de acceso libre, o bien en Madrid.

Pese al trasiego, este grupo de enfermeros –cuya historia dio a conocer la Televisión de Galicia– confía en poder conseguir "una buena nota" después de varios años de estudio y en alcanzar la ansiada plaza, que ponga un final feliz a su historia.

Máxime, si es en Galicia, porque así todos podrían trabajar "en casa".

Decenas de miles de personas se han examinado este domingo en ciudades de trece comunidades autónomas para conseguir una de las más de 20.500 plazas de enfermería convocadas en la última Oferta Pública de Empleo (OPE).

La convocatoria coincidió con el Día Internacional de la Enfermería, en el que el Sindicato de Enfermería (SATSE) reclamó una oferta pública que "realmente" cree empleo, ya que considera que la OPE solamente servirá para estabilizar las plazas ya existentes.

Un avión privado para doblar las posibilidades en la oposición
Comentarios