Bomberos se queman a lo bonzo en el Obradoiro

Avisan de que recrudecerán sus protestas si las administraciones siguen con el conflicto enquistado y lanzan gritos de Alfonso Rueda, me gusta la fruta
Un momento de la manifestación de los bomberos en Santiago. PEPE FERRÍN (AGN)
photo_camera Un momento de la manifestación de los bomberos en Santiago. PEPE FERRÍN (AGN)

Centenares de bomberos comarcales en huelga se han manifestado por las calles de Santiago este viernes en una movilización que ha terminado en la Praza do Obradoiro con uno de ellos quemándose a lo bonzo. Esta performance ha contado con dos miembros disfrazados del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y del director xeral de Emerxencias, Santiago Villanueva, que han sido los encargados de prender fuego a un hombre vestido con traje ignífugo.

La marcha ha salido desde el edificio administrativo de la Xunta, en San Caetano, pasado el mediodía entre lanzamientos de petardos y bengalas encendidas con una pancarta en cabeza, portada por bomberos con la cara pintada de payasos, que rezaba A nosa loita é a vosa vergoña. Otros lemas que se podían leer eran Vidas por 1.200 euros o Bombeiros en loita

A lo largo de la marcha se han lanzado gritos como: Alfonso Rueda, me gusta la fruta; Villanueva, dimisión; Rueda, segundón, queremos solución; Formoso, mentiroso o Máis bombeiros, menos conselleiros

De este modo han realizado un recorrido de más de tres kilómetros que ha incluido su por paso por Virxe da Cerca, Praza de Galicia –en donde han sido aplaudidos por los transeúntes– y entrada al casco histórico por Porta Faxeira. Todo ello mientras entraban panfletos y pegatinas a los ciudadanos que se encontraban a su paso. En la zona vieja han continuado con el lanzamiento de petardos por Rúa Nova hasta su entrada en el Obradoiro.

MANTO DE HUMO EN EL OBRADOIRO. Ya en el Obradoiro, los bomberos han encendido multitud de bengalas que han provocado que casi no hubiese luz en un día despejado. Era difícil ver la catedral entre el manto de humo que llenaba la plaza, al tiempo que sonaban los petardos. Los turistas que se encontraban en la plaza se han apartado a su paso y se han puesto a hacer fotos.

En un plaza rodeada por una quincena de furgonetas de la Policía Nacional, ha dado comienzo, poco antes de las 14.00 horas, la representación en la que dos de los bomberos disfrazados de Rueda y Villanueva le han prendido fuego a un compañero. Por megafonía explicaban que con esto buscan "representar el daño de Xunta y diputaciones" porque están "quemados directamente de manos de los políticos".

En concreto, el hombre disfrazado con la careta de Rueda ha sido el que ha escupido un líquido inflamable contra un antorcha para que haya comenzado a arder su compañero, quien ha dado vueltas entre gritos de Rueda, dimisión. Una protesta realizada frente a la sede que tiene la Xunta en el edificio del pazo de Raxoi.

Las protestas se recrudecerán

En declaraciones a la prensa antes de comenzar la protesta, José Luis Pareja, miembro del comité de huelga de los bomberos, ha reclamado que se retome el proceso negociador e insta a la Xunta y diputaciones a que "se sienten". "No vamos a detenernos hasta que esta gente se siente con nosotros", avisa.

Apunta que se busca defender la "dignidad" y "seguridad" de los trabajadores, con cuadros de personal "tan escuetos" que hace que "el riesgo que se asume sea mayor". "Los políticos nos están quemando", sentencia. 

Remarca que los servicios mínimos coinciden con los ordinarios, por lo que se evidencia que trabajan en condiciones "muy precarias". Su negativa a hacer horas extras para dejar ver la falta de personal ha provocado multitud de cierres de parques por toda Galicia varios días en los últimos meses. 

El próximo lunes, 20 de noviembre, habrá una asamblea de trabajadores en Santiago en las que se abordará recrudecer las protestas tras "cero avances" desde que el 15 de junio comenzase esta huelga. 

Los bomberos comarcales reclaman un convenio colectivo a nivel autonómico, mayor dotación de medios técnicos y de recursos humanos, así como empleo fijo de acuerdo con la doctrina del Tribunal Supremo de enero de 2022.