Martes. 12.12.2017 |
El tiempo
Martes. 12.12.2017
El tiempo

Una pelea entre militantes emborrona la despedida de Xosé Manuel Beiras

Hubo empujones y patadas protagonizadas por militantes de la FPG tras una intervención del histórico dirigente ► Antón Sánchez, respaldado para ser el nuevo portavoz de Anova

Empujones, patadas y gritos. Así se emborronó la despedida de Xosé Manuel Beiras como portavoz de Anova y la consolidación de Antón Sánchez como hombre fuerte de la formación. A media tarde, y tras una intervención del histórico dirigente, dos hombres vinculados a la FPG (exmilitantes) se enzarzaron en una discusión durante la asamblea nacional de Anova que se celebraba en la Facultad de Ciencias Sociales de Pontevedra. Otros jóvenes de Xeira, organización juvenil de la FPG, se sumaron al tumulto. Volaron patadas mientras otros asistentes intentaban calmar los ánimos y separar a los implicados. Uno de los que trataba de poner paz era el alcalde de Santiago, Martiño Noriega.

El rifirrafe emborronó la asamblea que ha respaldado con un 82,3% la única lista presentada este sábado para renovar la dirección de Anova. Aunque no ha conseguido aglutinar a las diferentes sensibilidades del partido, sí ha logrado un respaldo importante en torno a Antón Sánchez, que será elegido el nuevo portavoz el próximo día 1 de abril.

La asamblea acabó con la militancia coreando "¡Antón, Antón!", una vez que se subió al escenario para despedir a Beiras de su papel como portavoz del partido, en una jornada en la que el histórico dirigente nacionalista ha exhortado a que Anova sea el "verdadero motor nuclear" de En Marea.

Se han emitido un total de 164 votos, en una votación en la que se podía votar o bien la lista entera o bien nombres sueltos, por lo que Beiras ha sido el más votado con 160 votos, seguido del alcalde de Santiago, Martiño Noriega, con 158, y de Antón Sánchez con 156.

A pesar de los esfuerzos realizados por la candidatura oficial, que encabeza Sánchez, e impulsados por el histórico político y líder de Anova, Xosé Manuel Beiras, no ha sido posible aglutinar en dicha lista las sensibilidades encontradas en la formación, que divergen, sobre todo, en el hecho de cómo encarar las alianzas con otras fuerzas en el camino de la unidad popular.

El día 1 de abril se conformará la Permanente de Anova, cita en la que Sánchez se alzará con la portavocía de la pata nacionalista de la En Marea, tomando con ello el relevo de Beiras y Martiño Noriega.

EMPUJONES. La votación casi quedó eclipsada por la bronca que se desató a media tarde. Una intervención del portavoz nacional saliente de Anova, Xosé Manuel Beiras, ha terminado en empujones que protagonizaron personas vinculadas a la FPG.


El detonante fue la intervención de un militante que, desde el público, cuestionaba las palabras que Beiras que, en ese momento, defendía la unidad popular por la que apuesta Anova y reivindicaba su trayectoria nacionalista "incuestionable", incluso como miembro de En Marea. Esto motivó que el secretario de organización saliente, Rafael Dopico, pidiese al militante que hablaba desde el público respetar la intervención de Beiras, en ese momento en el uso de la palabra.

Tras la intervención de Beiras hubo una fuerte ovación e incluso se abrazó con Méndez Ferrín, histórico de la FPG. Sin embargo, al mismo tiempo que se ponía la gente en pie para aplaudir al histórico dirigente de Anova, dos personas que habían militado en la FPG iniciaron una bronca que acabó con empujones y patadas.

Para tratar de calmar los ánimos, figuras como el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, separaron a los militantes enfrentados, mientras desde la mesa de la asamblea se hacían llamamientos a la calma. Tras el incidente, miembros de la asamblea de Ourense pedían ya expediente disciplinario para estas personas.

Una pelea entre militantes emborrona la despedida de Xosé Manuel...