Una de cada diez furgonetas de reparto que circulan por Galicia incurre en alguna infracción

La DGT sancionó a 1.540 conductores de vehículos comerciales de 17.492 interceptados la semana pasada con motivo del Black Friday
Un control de la Guardia Civil de Tráfico. AEP
photo_camera Un control de la Guardia Civil de Tráfico. AEP

Con motivo del Black Friday, la Dirección General de Tráfico (DGT) organizó una campaña especial de vigilancia a las furgonetas de reparto, un perfil de vehículo esencial para la actividad económico-social que la pasada semana multiplicó su presencia en las carreteras y ciudades gallegas con motivo del incremento de las compras, especialmente las telemáticas, en la mencionada campaña de descuentos.

Y el resultado del operativo de Tráfico fue alarmante en el caso de Galicia: 1.540 de las 17.492 furgonetas interceptadas —prácticamente una de cada diez— fueron denunciadas por algún tipo de infracción viaria: desde las que podrían considerarse leves como no llevar los neumáticos con la presión adecuada o incumplir los parámetros de carga dispuestos en este tipo de vehículos comerciales, hasta otras inadmisibles, como el consumo de alcohol y drogas por parte de unos conductores que, en muchos casos, han perdido o perderán su trabajo a causa de estas severas multas.

Si bien es cierto que los comportamientos más reprochables al volante fueron minoritarios, es alarmante que en la semana que duraron estos controles de la DGT, la del 20 al 26 de noviembre, fueron sorprendidos casi un centenar de conductores de furgonetas comerciales bajo el efecto del alcohol o con presencia de drogas en sus organismos.

Concretamente, 56 habían bebido y 40 habían consumido drogas en las horas previas. Unas cifras inadmisibles que pusieron en grave riesgo a estos repartidores y a los conductores que se cruzaron con ellos.

Dentro de esta preocupante estadística produce cierto alivio el mensaje de la Delegación del Gobierno en Galicia, que dio cuenta este sábado de este balance en una nota de prensa, de que "as principais infraccións foron o exceso de velocidade, non ter pasado a ITV e os neumáticos en mal estado".

Desgranando las sanciones por estas infracciones, ir más rápido de lo permitido fue la ilegalidad más cometida con diferencia: acaparó cerca de la mitad de las multas, pues en ella incurrieron 661 furgonetas de las 1.540 sancionadas. La cifra, inexcusable, pone en relieve la realidad en un sector, el del reparto, marcado muchas veces por las prisas, que no son buenas consejeras al volante.

Ojo a los neumáticos. A mucha distancia de esas 661 multas por exceso de velocidad asoman las 251 tramitadas por llevar los neumáticos en mal estado: bien con un desgaste excesivo, bien con una presión inadecuada. En este sentido, los conductores, y no solo los comerciales, han de saber que esto es sancionable, por lo que se hace más necesario que nunca llevar un correcto mantenimiento de las cubiertas del coche.

En tercer lugar por prevalencia se sitúan en la lista autonómica las 98 sanciones impuestas por infracciones en la carga, seguidas de 57 multas por no llevar cinturón, un comportamiento tan inadmisible como el de los 56 conductores multados por drogas y el de los 40 que habían bebido de más.

Pontevedra, la provincia donde se multó a menos repartidores

De los 1.540 vehículos denunciados la pasada semana en toda Galicia, solo 215 fueron interceptados en carreteras o tramos urbanos de la provincia de Pontevedra. La escasa proporción tiene, eso sí, una explicación: la provincia fue en la que menos controles se realizaron de toda Galicia, ya que se dio el alto a 2.098 conductores de los 17.492 del total autonómico.

En A Coruña fueron denunciados 395 de los 4.448 interceptados, en Ourense 219 de 3.038 y Lugo se llevó la palma, con 711 de 7.908.

El exceso de velocidad capitalizó 54 de las 215 denuncias en Pontevedra, seguido por las 50 multas por no llevar ITV, las 19 por no llevar cinturón, las 14 por incumplir las normas con la carga y las 3 por deficiencias en los neumáticos.

Se impusieron nueve sanciones en la provincia por conducir con restos de drogas en el cuerpo. Fueron las mismas que por alcohol.

Comentarios