martes. 02.06.2020 |
El tiempo
martes. 02.06.2020
El tiempo

La comunidad registró en 2017 un año "histórico" de rayos al rozar los 48.000

Un rayo cae frente a la costa en Burela. JOSÉ M. ÁLVEZ
Un rayo cae frente a la costa en Burela. JOSÉ M. ÁLVEZ

Los 9.562 relámpagos del 26 de mayo rompen récords. Lugo fue la provincia más afectada, con el 41% de los impactos

 

En 2017 cayeron sobre Galicia casi 48.000 rayos, el número más alto jamás registrado en la serie histórica de Meteogalicia. El fenómeno adquirió además proporciones "históricas" el 26 de mayo, día en que se documentaron 9.562 relámpagos, el 20% del total, según destacó la secretaria xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático, Cruz Ferreira.

En concreto, el anuario de Meteogalicia, que se elabora desde 2011, cifra en 47.937 los rayos detectados sobre territorio gallego el año pasado, lo que supone un incremento de más del 136% respecto a 2016. También supera ampliamente el récord que, hasta ahora, ostentaba 2014 con 35.376 rayos.

De ahí la paradoja de que esta nueva plusmarca no sea extensible a las provincias de A Coruña —donde los 8.537 relámpagos de precisamente 2014 sobrepasan a los 4.883 de 2017— y Lugo —donde hace cuatro años se captaron 16 rayos más que el año pasado, que se quedaron en 19.812—. Con todo, el informe de Meteogalicia muestra que Lugo concentra el mayor número de rayos de 2017 (el 41%), por encima de Ourense (37%), una provincia que tira de la estadística anual al duplicar su mayor dato histórico. De hecho, el 26 de mayo acogió el 10% de todos los rayos del año en suelo gallego; una tasa que, por su parte, A Coruña solo alcanza sumando los datos de estos doce meses. Tercera en la lista queda Pontevedra (12%).

Solo el 26 de mayo cayeron casi 10.000 rayos sobre Galicia, el 20% de todo el año, y la mitad de ellos lo hizo sobre Ourense

Acercando el foco al nivel municipal, el concello ourensano de Avión sobresale como el lugar con más días de tormenta con aparato eléctrico, con 15. Vence por una jornada a los ayuntamientos pontevedreses de A Golada, Covelo y A Estrada. Con 13 días están Melide, en A Coruña; Navia de Suarna, A Fonsagrada, Guitiriz, Samos y Sarria, en Lugo, y Lalín y Forcarei, en Pontevedra. En toda la comunidad solo tres municipios se libraron del rayo nube-tierra: Mondariz, A Illa de Arousa y Betanzos.

Pero Meteogalicia añade un matiz a esta estadística: la densidad de relámpagos, que calcula dividiendo el número total entre la superficie del concello. En este cómputo sobresalen con holgura los municipios ourensanos de Vilamartín de Valdeorras y Maside, con una ratio de 9,1 y 6,2, respectivamente. En Lugo, descollan Portomarín (4,9) y Láncara (4,4), donde el 10 de mayo aconteció uno de los sucesos más llamativos vinculado a las descargas eléctricas: la muerte de dos vacas de raza rubia gallega que pastaban en la zona del Monte da Meda.

Por fortuna, Galicia no tuvo que lamentar daños personales, a diferencia de lo que ocurrió en Granada el 23 de abril, cuando murió un vecino de 57 años al caerle un relámpago, o en Teruel el 26 de agosto, donde la víctima fue un ciclista de 37. Los perjuicios, pues, fueron exclusivamente materiales, como por ejemplo la pérdida del suministro eléctrico que sufrieron más de 7.700 hogares de las provincias de Ourense y Pontevedra a causa de las tormentas del inestable 26 de mayo, o los apagones del faro de la Torre de Hércules en A Coruña en febrero y noviembre.

CAMBIO CLIMÁTICO. En sus conclusiones, la responsable de Cambio Climático advierte de que los fenómenos metereológicos adversos son cada vez más extremos, como se apreció en diciembre con las oscilaciones entre los anticiclones y las borrascas Ana y Bruno, que se combinan con otros datos como el cambio en la forma de llover, con unas precipitaciones "máis fortes" pero "pouco continuadas" que derivaron en la alerta por sequía para toda la comunidad. Así, 2017 fue el tercer año más cálido en Galicia desde 1981, con una temperatura máxima media que es "a máis alta da serie histórica", de 1,3 grados sobre lo habitual. Ante ello, Ferreira avisa de que, aunque esto depende también "doutras variables", el cambio climático "xa está" en Galicia.

La comunidad registró en 2017 un año "histórico" de rayos al rozar...
Comentarios