Concluye con "cierto consenso" la reunión para abordar la situación de los internistas en Galicia

"Está todo sobre la mesa" y las partes se emplazaron a "seguir hablando"
Un joven médico. AEP
photo_camera Un joven médico. AEP

La reunión de los directivos de la Consellería de Sanidade con los gerentes de las áreas sanitarias de Galicia y jefes de servicio de Medicina Interna de los hospitales del Servizo Galego de Saúde (Sergas) ha concluido con "cierto consenso" y el compromiso de "seguir hablando". 

Así lo ha manifestado a Europa Press algunos asistentes a su salida, tras unas dos horas y media de la reunión, en la sede del Sergas, en San Lázaro. 

"Hemos hablado de los problemas de la Medicina Interna", han asegurado, a la salida del Sergas, algunos de los asistentes que seguían, en corrillos, comentando el encuentro. 

Según han destacado, está "todo en la mesa" y han cerrado esta "primera toma de contacto" con el compromiso de "seguir hablando".

"CONTRATOS MÁS ESTABLES". Este encuentro se ha mantenido en el marco de un conflicto en el que médicos internistas han urgido este mismo jueves "contratos más estables" para contar con más profesionales y afrontar la "sobrecarga" asistencial que denuncian y avisan de que contratos para trabajar en varios hospitales --de cabecera y comarcales-- "no tiene sentido" porque hará que los profesionales opten por "otra oferta laboral fuera" de Galicia. 

En declaraciones a Europa Press, el internista José Antonio Díaz Peromingo, miembro de la Sociedade Galega de Medicina Interna (Sogami), ha lamentado que proponer compatibilizar la asistencia en un hospital de cabecera con comarcales supone "precarizar más el trabajo", por lo que señala que "no tiene ningún sentido". 

Médicos internistas de Galicia reivindican "planificación" porque aseguran que "no la han hecho durante muchos años" las autoridades sanitarias. "En pocos años se va a jubilar mucha gente y no hay posibilidad de reemplazo y no están pensando en el futuro", ha abundado. 

Por su parte, antes de la reunión, el presidente gallego, Alfonso Rueda, ha defendido la postura de la Xunta al respecto de las contrataciones para el servicio de Medicina Interna por la "necesidad de garantizar" la atención en todos los hospitales, incluidos los "comarcales". El Sergas pretende incluir en los contratos de larga duración una cláusula que supone que estos facultativos pueden ser desplazados del hospital de cabecera a otros de cualquier punto de Galicia.