Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

Condena de 110 años para el etarra que asesinó a un militar gallego en 1995

El etarra Sergio Polo. AEP
El etarra Sergio Polo. AEP

La Audiencia Nacional considera probado que fue quien colocó la bomba-lapa en el coche de Luciano Cortizo en León

La Audiencia Nacional ha condenado a 110 años de cárcel al etarra Sergio Polo, al considerar acreditado que fue quien en 1995 en León colocó una bomba lapa en el coche del comandante del Ejército Luciano Cortizo, natural de A Rúa de Petín, que, al estallar, le causó la muerte y heridas graves a su hija, de 18 años.

La Fiscalía pedía para él 122 años de prisión, pero la sección primera de lo Penal de la Audiencia Nacional le ha condenado a 12 años menos tras retirarle el delito de tenencia de explosivos al haber sido condenado por el mismo delito en otro procedimiento.

La sentencia le impone 30 años de prisión por el delito de asesinato terrorista contra miembro de las Fuerzas Armadas y otros 80 años por otros cuatro delitos frustrados (20 años por cada uno) de asesinato terrorista en grado de tentativa.

En su resolución, el tribunal le impone también el pago de una indemnización a la viuda de 300.000 euros y 160.000 euros a cada uno de sus dos hijos. A la hija del comandante, además, deberá indemnizarle con 92.100 euros por las graves lesiones sufridas y otros 250.000 euros por las secuelas del atentado.

Condena de 110 años para el etarra que asesinó a un militar gallego...
Comentarios