viernes. 18.10.2019 |
El tiempo
viernes. 18.10.2019
El tiempo

Condenada la banda que quiso dar un 'vuelco' en Muxía y desencadenó un tiroteo con dos heridos

Entre los tres integrantes –vecinos de Ponteareas, O Páramo y un argentino– suman penas de casi 23 años de cárcel. El supuesto comprador, que resultó herido, también fue condenado a un año por disparar en defensa propia

Tres integrantes de una banda especializada en simular ventas de droga para atracar a los compradores han sido condenados a penas que suman cerca de 23 años de cárcel. Se trata de Benigno B.R., vecino de Ponteareas; Ricardo M.A., de nacionalidad argentina, y M.C.R., vecino de O Páramo. 

El tiroteo que desencadenó las detenciones se produjo en diciembre de 2014 en la aldea de Aboi, en Muxía, en la casa del hombre que iba a comprar la droga. Este, Bernardino Ferrio, que resultó herido de bala, y también fue condenado a un año de cárcel por disparar a su vez contra uno de los agresores, aunque la Audiencia de A Coruña considera que actuó en legítima defensa. 

Ese asaltante herido era Ricardo M.A., a quien sus compañeros llevaron después hasta Outeiro de Rei, lugar desde el que cogió un taxi hasta el Hospital Lucus Augusti, donde aseguró en un primer momento que había sufrido un atraco en el Polígono de O Ceao. Sus vagas explicaciones despertaron las sospechas y pronto se le vinculó con el tiroteo ocurrido horas antes en Muxía.  

Los delitos que se les imputan son el de homicido en grado de tentativa, además de pertenencia a grupo criminal, robo con violencia y tenencia ilícita de armas. Su proceder es lo que en el argot se conoce como dar un vuelco, es decir, un robo entre narcotraficantes, aunque en este caso los integrantes de la banda eran narcos ficticios.

Según la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, los tres acusados, que fueron detenidos en enero de 2015, formaban parte de una banda cuyo cabecilla, Plácido P.H., falleció en junio pasado. Este último "planificaba y contactaba" con personas que estaban interesadas en comprar droga, por lo que se "desplazaba personalmente en su vehículo por toda la geografía gallega" y daba instrucciones a los otros tres miembros de la banda, ahora condenados.

EL TIROTEO. En diciembre de 2014 la banda estableció contacto con Bernardino Ferrio y concertaron una cita en casa de este último en Muxía. Salieron de Lugo y allí acudieron en un vehículo tras comprar gorros y guantes en un establecimiento de las afueras de Santiago de Compostela. Una vez en el lugar, Ricardo M.A. "se apeó del vehículo y se dirigió a la entrada de la vivienda en la que mantuvo una conversación con Bernardino, al que en un momento dado dijo: dame todo lo que tienes", según el fallo. "Como Bernardino no accedió a tal pretensión", Benigno y Ricardo, "con la intención de acabar con la vida de Bernardino o asumiendo que podían hacerlo, dispararon" sobre él, añade el texto.

"Benigno lo hizo desde el vehículo en el que habían llegado al lugar y con un arma no identificada que no consta que alcanzase a Bernardino, mientras que Ricardo disparó a Bernardino a la altura de su abdomen haciéndolo con una pistola semiautomática marca Walter P38 del calibre 9 mm Parabellum que portaba", apunta la sentencia.

La víctima, "ante el temor de que pudiese continuar el ataque, hizo para repelerlo, un disparo sobre Ricardo con una pequeña pistola que llevaba en su chaqueta tipo llavero" de la que "no consta que esté prohibida o precise de autorización para su uso" y de la "se deshizo instantes después".

Tras el intercambio de disparos, Ricardo y Benigno "huyeron de la casa rural de Bernardino a bordo del vehículo en el que habían acudido al lugar", indica que sentencia.

LAS CONDENAS. La Audiencia de A Coruña condena a Benigno B.R. a un total de nueve años, once meses y un día de prisión por tentativa de homicidio, robo con violencia e intimidación, tenencia ilícita de arma e integración de grupo criminal para cometer delito.

También impone a Ricardo M.A., de nacionalidad argentina y sobre el que pesa una orden de expulsión, a un total de ocho años, once meses y un día de reclusión por tentativa de homicidio, robo con violencia e intimidación, tenencia ilícita de armas e integración de grupo criminal.

El tercer miembro de la banda, identificado como M.C.R., ha sido condenado a tres años y tres mees reclusión por los delitos de robo con violencia e intimidación, tenencia ilícita de armas e integración de grupo criminal.

LESIONES. Bernardino Ferrio sufrió tres perforaciones intestinales debido a los disparos, permaneció seis días hospitalizado y tiene una cicatriz de 27 centímetros por la herida, que le impide una flexión completa del muslo sobre la cadera del miembro inferior derecho.

Por su parte, Ricardo M.C. sufrió una herida de bala en las costillas por la que tuvo que ser intervenido para extraerle el proyectil, permaneció un día hospitalizado y todavía tiene una cicatriz en región axilar derecha.

En los registros de sus domicilios, uno de ellos en la localidad de Xinzo-Ponteareas (Pontevedra) y otro en otro punto de Lugo, los agentes hallaronvarias pistolas, municiones y "tres paquetes precintados y embalados con cinta americana de color negro similares a paquetes de 1 kg de sustancia estupefaciente" pero que en realidad contenían arroz.

Condenada la banda que quiso dar un 'vuelco' en Muxía y desencadenó...
Comentarios