lunes. 24.02.2020 |
El tiempo
lunes. 24.02.2020
El tiempo

El Concello de Ribeira deberá indemnizar con 203.000 euros a varios mejilloneros de Arousa

La rotura de un emisario de una depuradora provocó contaminación por aguas fecales que afectó a la producción de las bateas

La Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha condenado al Concello de Ribeira a indemnizar con 202.965 euros a los propietarios de las bateas de un polígono de mejillón situado en la ría de Arousa por los vertidos de aguas fecales que ocasionó en 2007 la rotura de un emisario submarino que provocó pérdidas en su producción.

En una sentencia de finales de abril, se reconoce el derecho de los 'bateeiros' del polígono Ribeira C a esta indemnización por las pérdidas acarreadas al no poder vender su producción en fresco y tener que destinarla a la transformación conservera -lo que les provocó una merma de ingresos del 33%-, mientras se declara la responsabilidad patrimonial del Concello de Ribeira en este caso. Y es que este vivero flotante pasó de ser de tipo B -en el que se permite la comercialización en fresco- a ser catalogado de tipo C -que necesita depuración durante días para ser vendido en conserva-.

La sentencia estima parcialmente el recurso contencioso-administrativo de la defensa, ya que los afectados pedían una indemnización de más de medio millón de euros. Así, en un auto del 6 de junio, posterior a la sentencia, se fijan las cantidades definitivas a indemnizar, de manera que el Concello de Ribeira deberá abonar 13.531 euros a cada uno de los propietarios de las 15 bateas afectadas. Asimismo, en la sentencia se desestima que el ente público Augas de Galicia, dependiente de la Xunta, sea responsable.

EL VERTIDO. Fue en julio de 2007 cuando los 'bateeiros' detectaron aguas residuales que afectaban a su producción, provenientes de una rotura del emisario submarino de la estación depuradora de Punta Touro (Ribeira), a escasos 1.200 metros de las bateas, con "una carga contaminante" de bacteria E.Coli y de origen fecal, tal y como confirmaron los análisis del Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño (Intecmar).

En concreto, se computó que el vertido de aguas residuales era de un volumen de 15 millones de litros diarios en "unas condiciones muy pobres de depuración", de forma que se concluye que existe una relación de "causa y efecto" entre lo que vertía el emisario y la calidad de las aguas del polígono marisquero. 

El Concello de Ribeira deberá indemnizar con 203.000 euros a varios...
Comentarios