Cortabitarte elude responsabilidades y descarga culpas sobre el maquinista del Alvia

Las víctimas del accidente creen que el exdirectivo quedó "acorralado" en su declaración y ven "mucha mayor responsabilidad" en él que en el maquinista del tren ► Con el testimonio de Cortabitarte –junto con el de Garzón– concluye la primera fase del juicio, que no se reanudará hasta el 25 de octubre
Andrés Cortabitarte, exjefe de seguridad en la circulación de Adif. LAVANDEIRA JR (EFE)
photo_camera Andrés Cortabitarte, exjefe de seguridad en la circulación de Adif. LAVANDEIRA JR (EFE)

El exdirector de seguridad en la circulación de Adif Andrés Cortabitarte, acusado en el juicio por el accidente del tren Alvia ocurrido en Angrois el 24 de julio de 2013 con el saldo de 80 muertos y casi centenar y medio de heridos, ha negado competencias y ha descargado responsabilidades en su declaración ante el fiscal. Cortabitarte apunta a la UTE, a Ineco y al maquinista, al tiempo que asegura que la evaluación de riesgos no estaba entre sus cometidos.

  1. La defensa del maquinista ve "demostrado" que Adif no evaluó riesgos de la línea
  2. Termina la declaración de Cortabitarte, que sale entre abucheos de las víctimas
  3. Cortabitarte asegura que las quejas de maquinistas de Renfe sobre la curva de Angrois no llegaron a Adif
  4. Cortabitarte descarga sobre la UTE la responsabilidad de evaluar los riesgos
  5. Las víctimas creen que quedó "acorralado" en su declaración
  6. Cortabitarte asegura que la línea se inspeccionó 140 veces y todo estaba bien
  7. Cortabitarte carga con dureza contra el maquinista: "Hablar por teléfono en el punto más importante es un delito"
  8. El exdirectivo de Adif alega que no debía evaluar la seguridad de la línea del Alvia
  9. Unanimidad de las víctimas sobre una "mayor responsabilidad" de Cortabitarte

La defensa del maquinista ve "demostrado" que Adif no evaluó riesgos de la línea

El abogado Manuel Prieto, que ejerce la defensa del maquinista del Alvia Francisco José Garzón Amo, ha considerado que con la declaración del exresponsable de la seguridad en la circulación de Adif "ha quedado demostrado que no se hizo análisis de riesgos, ni se cumplió la normativa, ni se adoptaron medidas" para evitar un accidente como el descarrilamiento ocurrido en julio de 2013.

En declaraciones a los medios de comunicación después de la declaración de Cortabitarte, el letrado que defiende al maquinista ha considerado que la testifical del exdirectivo de la seguridad de Renfe se limitó a "o esperado", véase, "mentiras, vueltas y manipulaciones".

"Al principio se ha visto que no sabía ni qué contestar al fiscal", ha apuntado Prieto sobre la declaración de Cortabitarte, que en ocasiones se ha quedado en blanco.

En opinión del abogado del conductor del tren, el acusado que ha prestado declaración esta mañana "ha dicho cosas que no son ciertas, y que cuando vengan otras personas, peritos y testigos, quedarán suficientemente claras".

Manuel Prieto ha considerado que el exdirectivo de Adif incurrió en falsedades al decir que el maquinista no podría haber atendido la llamada de teléfono que lo desorientó ya que, ha asegurado, al iniciar dicha conversación telefónica con material corporativo, su patrocinado se limitó a cumplir con las instrucciones establecidas.

"Si una empresa le da un teléfono móvil para que lo use, ¿cuándo quiere que lo use?, ¿cuándo esté en la playa o cuando esté dormido?. No, solo en el trabajo y el trabajo de un maquinista es una cabina de conducción", ha resumido Prieto que insistió en que hubiese sido "una falta" no responder a la llamada del interventor.

También ha negado que existiese imposibilidad alguna para colocar balizas en la curva como apuntó Cortabitarte y ha tachado de "mentira absoluta" la justificación aportada por el encausado.

A este hilo, ha recordado que "nada más ocurrir el accidente y sin cambiar ninguna normativa" se colocó esta baliza y cuya colocación, precisamente, dependería del responsable de seguridad de Adif que tiene "el poder legislativo para cambiar la norma cuando quiera y lo vea necesario".

Andrés Cortabitarte, este jueves durante el juicio en la Cidade da Cultura. LUIS POLO (AGN)
Andrés Cortabitarte, este jueves durante el juicio en la Cidade da Cultura. LUIS POLO (AGN)

Termina la declaración de Cortabitarte, que sale entre abucheos de las víctimas

La declaración del exalto cargo de Adif no ha convencido a las víctimas de esa tragedia, que han vuelto a increparle concluida la sesión testifical.

Tras una declaración que se extendió durante 2 horas y 45 minutos, Cortabitarte ha vuelto a ser increpado –desde lejos– por los familiares de las víctimas que le han deseado que "ojalá se pudra en la cárcel".

Protegido por vallas y rodeado por un importante dispositivo policial, Cortabitarte ha abandonado la Cidade da Cultura pasadas las 13:10 horas entre un rosario de gritos e insultos.

"Desgraciado", "falso", "chulo de mierda"; así se han dirigido a él algunos de los familiares de las víctimas a los que el exdirectivo no ha respondido.

Cortabitarte asegura que las quejas de maquinistas de Renfe sobre la curva de Angrois no llegaron a Adif

"Adif no tuvo constancia alguna" sobre las quejas del jefe de maquinistas de Renfe en Ourense, José Ramón Iglesias Mazaira, sobre la seguridad en la curva de A Grandeira. Así lo aseguró Andrés Cortabitarte, a preguntas de su propio abogado, aludiendo a que Renfe podría haber comunicado esas quejas que trascendieron tras el accidente. Concretamente, Mazaira se había quejado, a las pocas semanas de la inauguración de la línea, sobre el radio "excesivamente cerrado" de la curva y la "falta de señalización" en la misma.

Además, reconoció que "a partir del accidente [de Angrois] se reglamentó señalizar las reducciones de velocidad del 40% o más", como es el caso de A Grandeira, con una reducción de 200 km/h a 80. Cuando se produjo este cambio en los preceptos de seguridad, él ya había cesado de su puesto.

Cortabitarte descarga sobre la UTE la responsabilidad de evaluar los riesgos

Además, el exalto cargo de Adif ha descargado sobre la UTE Thales y Dimetronic (hoy Siemens) la responsabilidad de evaluar los riesgos de la línea 082 usada por el Alvia que descarriló en 2013 al entrar en Santiago.

"Nosotros no podemos evaluar al evaluador", ha zanjado este jueves en el juicio que se ha retomado una semana después con su testifical, la cual fue aplazada a petición de su abogado defensor, Ignacio Sánchez, tras el manotazo que le propinó el padre de una de las ochenta víctimas mortales, una leve agresión por la que ese hombre pidió perdón enseguida.

En la Cidade da Cultura, que es la que acoge esta vista, el excargo del administrador de infraestructuras ferroviarias ha incidido en que quien evalúa los riesgos es "aquel que construye" y ha vuelto a remarcar que el certificado que él emitió no se adentraba en ese aspecto por no tener "competencia" para ello.

Así, después de que Cortabitarte culpase al maquinista monfortino Francisco José Garzón Amo, el otro procesado, del siniestro; ha puesto el foco en la UTE, al decir que en todo caso blindar la curva de A Grandeira concerniría al diseñador de la misma, y, además, ha hecho hincapié en que el Ministerio de Fomento es el que concede la autorización para la definitiva puesta en servicio.

Andrés Cortabitarte, que ante las preguntas del Ministerio Público se ha mostrado nervioso y en ocasiones confuso, se encuentra mucho más tranquilo al responder desde diez minutos antes de las doce del mediodía a las preguntas de su letrado en una sala en la cual no se encuentra Garzón, que declaró el día 6 y está exonerado de acudir.

Las víctimas creen que quedó "acorralado" en su declaración

Por su parte, el abogado de la Plataforma de Víctimas Alvia 04155, Manuel Alonso, ha considerado que Cortabitarte, director de la seguridad en la circulación de Adif desde 2005 hasta el 2 de junio de 2013, "ha quedado acorralado" durante su declaración ante el Ministerio Fiscal ya que "se ha quedado sin respuestas" e incluso ha "incurrido en contradicciones".

El acusado ha respondido a las preguntas del fiscal jefe de Santiago, Mario Piñeiro, en una testifical en la que el letrado que representa a las víctimas lo ha visto "muy nervioso".

En declaraciones a la prensa tras la primera parte de la declaración, Alonso ha señalado que el exdirectivo de Adif "ha incurrido en contradicciones respecto a la fase de instrucción" y, además, "ha dicho muchas cosas que no se corresponden con la realidad".

Para el letrado de la plataforma de víctimas, es sorprendente que Cortabitarte haya dicho que sería "ilegal" la implementación de una baliza en la curva de A Grandeira cuando "el resto de la línea está repleta de balizas, por lo que no entendemos esa respuesta".

Tras el "gran interrogatorio" del Ministerio Fiscal también se abre una duda para las víctimas y es la labor que tenía el director de la seguridad en el administrador ferroviario en tanto que según lo "que ha contado Cortabitarte, él se dedicaba a poca cosa, no hacía prácticamente nada y no tenía competencias".

Cortabitarte asegura que la línea se inspeccionó 140 veces y todo estaba bien

En su declaración este jueves en el juicio que acoge la Cidade da Cultura de Compostela, el acusado ha dicho que la línea por la que circulaba el tren tuvo hasta 140 inspecciones y en ella "no se dio el más mínimo riesgo de que hubiese un punto" que pudiese podido desencadenar "consecuencias como las ocurridas".

Cortabitarte ha respondido a las preguntas del fiscal jefe de Santiago y ha remarcado que tampoco hubo "incidencia" alguna en la desconexión del sistema ERTMS de frenado automático en 195 puntos de la infraestructura ferroviaria española para pasar a circulación ASFA.

"No tuvimos ninguna incidencia", ha destacado Cortabitarte, y ha indicado que se desactivó el ERTMS porque fallaba, pero no hay "la menor duda" de que "es más seguro circular con ERTMS que con ASFA, porque no existe riesgo de exceso de velocidad".

Terminado el turno del Ministerio Público, se ha fijado un receso, hasta las doce menos cuarto. El excargo de Adif avisó al principio de que contestaría solamente a preguntas del fiscal, de la jueza presidenta María Elena Fernández Currás y de su abogado.

Cortabitarte carga con dureza contra el maquinista: "Hablar por teléfono en el punto más importante es un delito"

Centrarse en el error humano y eludir toda responsabilidad en la seguridad de la línea. Esa fue la estrategia del exjefe de seguridad de Adif en su declaración en el juicio sobre el accidente del Alvia. Un testimonio que fue extensísimo pero todo lo contrario a conciso, salvo para culpar al maquinista. "Imagínese a un conductor de autobús bajando por Despeñaperros hablando por teléfono. Pues el maquinista de este tren lo hizo en el punto más importante de la línea. Eso es ilegal, un delito", ejemplificó el exalto cargo del gestor ferroviario, en unas declaraciones que por momentos sacaron de quicio al fiscal por la forma en que trató de esquivar las preguntas relativas a la seguridad en la línea hasta el punto de descargar culpas sobre sus subalternos: "Los encargados de la seguridad fueron los empleados que elaboraron el certificado, no yo".

Cada vez que el representante del ministerio público inquiría en algún tema relacionado con la seguridad, que es el área de la que Cortabitarte se encargaba a cambio de más de 50.000 euros anuales, este se perdía en otros aspectos. Llegó, de hecho, a responder a una de las preguntas con una masterclass de 20 minutos sobre cómo se construye una línea del ferrocarril, desde que "se allana la tierra y se colocan las piedras" hasta que el tren rueda "con la velocidad adecuada para que a un pasajero no se le derrame un café", algo que, de nuevo, sería "responsabilidad del maquinista". El mismo que "iba a ciento noventa y algo, que es una barbaridad, en una zona de 80. Y si hubiese ido a 160 no habría pasado nada, porque había una horquilla de velocidad del doble en esa curva", añadió.

En un edificio Cinc semivacío por la ausencia de más de la mitad de los abogados, muchos de los cuales permanecieron en Madrid tras el puente, y la del maquinista del Alvia, tras conceder la jueza permiso para que los acusados no tengan que volver a la sala tras declarar, la declaración de Cortabitarte a preguntas del fiscal se alargó durante casi dos horas

El exdirectivo de Adif alega que no debía evaluar la seguridad de la línea del Alvia

En su testimonio, el ex director de seguridad en la circulación de Adif aseguró que no tenía competencias en la evaluación de riesgos de la línea. A preguntas del fiscal, Cortabitarte ha negado que la dirección de seguridad al frente de la cual estaba tuviera responsabilidad en "la evaluación ni el análisis de ningún riesgo".

En cualquier caso, ha admitido que ", entre otras cosas", tenía competencias en la seguridad de la línea Ourense-Santiago, en la que se produjo el siniestro, en el que murieron 80 personas y resultaron heridas más de un centenar personas. 

A cuestiones sobre el certificado de seguridad, ha señalado que el que emitió él "no es el certificado de seguridad de la línea", si bien ha reconocido que sin él, la línea no podría ponerse en servicio. "Porque es uno más de los cuatro, seis... ocho certificados que se emiten ahí. Es uno más. Todos son necesarios", ha resuelto. 

Además, Cortabitarte ha alegado que el diseño de la curva de A Grandeira se acometió "con un margen de velocidad" y "seguridad" de entre 80 y 160 kilómetros por hora.

Unanimidad de las víctimas sobre una "mayor responsabilidad" de Cortabitarte

El portavoz de la Plataforma de Víctimas del Alvia 04155, Jesús Domínguez, ha señalado este jueves que los afectados han decidido "por unanimidad" considerar que hay una "mayor responsabilidad" en el exdirectivo de Adif, Andrés Cortabitarte, que en el maquinista del tren que descarriló en julio de 2013.

En declaraciones a la prensa antes de iniciar la sesión, Domínguez ha insistido en que la plataforma entiende que el trágico accidente no hubiese sucedido si Adif hubiese evaluado y gestionado el riesgo de exceso de velocidad en el tramo del accidente, tal y como le habían advertido "las empresas constructoras" de la vía, incluso por escrito.

Sin embargo, "hemos conocido numerosas negligencias" e "incumplimientos de la normativa en varias ocasiones" por lo que insisten en la responsabilidad de Adif.

Además, las víctimas han puesto el foco en que Cortabitarte fue "perito judicial del accidente del metro de Valencia", ocurrido en 2006 con 43 muertos y 47 heridos, y en ese caso "afirmó" que con una baliza se hubiera evitado aquel accidente, por lo que se desprende que conoce de primera mano la importancia de controlar los excesos de velocidad, las balizas y la señalización.

Por todo ello, desde la plataforma han trasladado esta consideración a su letrado para que, en base al desarrollo de las sesiones del juicio oral, la tenga en cuenta en el momento procesal oportuno a la hora de elevar las conclusiones a definitivas y determinar las penas que finalmente se soliciten a cada uno de los acusados.

Respecto a la sesión testifical de este jueves, Domínguez ha considerado que si Cortabitarte es "tan chulo" como se ha mostrado y "si no tiene nada que ocultar", debe contestar a todas las partes ya que "si no contesta es que algo tiene que ocultar".