Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

Renfe alega que dio "formación" a maquinistas tras detectar anomalías en Angrois

Operarios trabajando en la curva de A Grandeira, en Angrois. AEP
Operarios trabajando en la curva de A Grandeira, en Angrois. AEP

Dos altos cargos testificaron este martes en Santiago

El director general de operaciones e ingeniería del operador Renfe, Francisco Minayo de la Cruz, ha indicado este lunes que tras detectar una anomalía en la curva de Angrois, a la entrada del trazado ferroviario en Santiago de Compostela, delegó en el jefe de maquinistas de Ourense, José Ramón Iglesias Mazaira, para que tomara medidas para subsanarlo.

Así lo ha transmitido a un grupo de periodistas el abogado Manuel Aonso, de la plataforma de víctimas del tren Alvia que el 24 de julio de 2013 descarriló en ese tramo,y en el accidente murieron 80 pasajeros y otros 140 resultaron heridos.

Alonso ha señalado tras la comparecencia de este directivo de Renfe ante el juez, Andrés Lago Louro, que instruye la causa sobre ese accidente, 

Minayo de la Cruz ha llegado al Juzgado de Santiago de Compostela unos minutos antes de su cita, fijada para las 09:00 horas, y ha abandonado las dependencias judiciales más de hora y media después sin hacer declaración alguna.

Sin embargo, Alonso ha indicado que de su comparecencia ante el juez se deduce que "nunca se hizo nada respecto de esa anomalía que había detectado el señor Iglesias Mazaira", y que tan solo impartió supuestamente una formación a los maquinistas de esta línea de la que no consta registro alguno.

"Nunca se trató el tema", ha denunciado el representante de la plataforma de víctimas, que ha criticado que se diese por "zanjado" el asunto con esa supuesta formación, puesto que entiende que este "no puede ser el protocolo de actuación dentro de Renfe cuando se detecta, por uno de sus jefes de maquinistas, una anomalía de este tipo", que, en este caso, tuvo como resultado un accidente fatal.

Por todo ello, Alonso ha considerado que es "poco creíble" que las instancias superiores de Renfe no estuviesen al corriente de esta anomalía, tal y como ha defendido el compareciente.

Minayo de la Cruz no ha sido el único citado a declarar ante el juez Lago Louro, ya que el gerente de la dirección corporativa de seguridad en la circulación de Renfe, Javier Nicolás Esteban, también ha sido llamado a continuación.

Tras algo menos de una hora de declaración, Nicolás Esteban ha abandonado los juzgados sin pararse a atender a los medos y, según el abogado de las víctimas, ha defendido ante el juez que Renfe efectuó el análisis de riesgo pertinente tras la desconexión del sistema de frenado ERTMS, que podría haber impedido el accidente.

Alonso ha señalado que esa evaluación "no existe documentalmente" y que, pese a insistir en que ha sido así, ha "decorado de otra manera" esta sentencia al ser preguntado por los abogados de Renfe, momento en el que ha aludido a diferentes reuniones y contactos en esta materia.

Por todo ello, ha sostenido que "no se hizo una evaluación de riesgos tal y como exige la ERA", siglas en inglés de la Agencia Ferroviaria Europea, que emitió un informe crítico con la investigación del accidente.

El próximo viernes está previsto que declaren ante el Juzgado un técnico de la unión temporal de empresas constructoras del trazado ferroviario conformado por Thales y Dimetronic y otro responsable técnico de la compañía Bombardier, fabricante de los trenes Alvia.

El primero de ellos representa a la empresa responsable de todos los sistemas relacionados con el sistema de frenado ERTMS, mientras que el segundo estaba al cargo del software para la lectura de las balizas.

Por último, restarán las declaraciones de distintos técnicos autores de informes sobre la señalización o el factor humano, así como una directora técnica de Adif que aportó documentación en defensa de esta entidad en lo relativo al examen de los riesgos.

Todas estas diligencias coinciden con el inicio de los trabajos en el Congreso de los Diputados de la comisión de investigación sobre este accidente ferroviario, que dará comienzo la semana que viene a su período de comparecencias con la intervención de las plataformas de víctimas del accidente. 

El tren Alvia 0415 procedente de Madrid y con destino a Ferrol descarriló la tarde del 24 de julio de 2013 cuando circulaba a casi 190 kilómetros por hora por esa curva en la que estaba limitada la velocidad a 80 kilómetros por hora. 

En la investigación judicial han sido procesados hasta ahora el maquinista, Francisco José Garzón Amo, que frenó sólo unos segundos antes del descarrilamiento y resultó herido, así como ell exdirector de Seguridad en la Circulación de Adif Andrés Cortabitarte.

Renfe alega que dio "formación" a maquinistas tras detectar...
Comentarios