Descubren 12.000 piezas arqueológicas en el castro de Ribadumia

La segunda fase de la excavación del castro de Besomaño en Ribadumia, en la que durante este año han participado arqueólogos del CSIC y de la Diputación de Pontevedra, ha llevado al hallazgo de más de 6.000 piezas arqueológicas desde el siglo IX a.C al I d.C.

El arqueólogo de la diputación, Rafael Rodríguez, ha recordado en el acto de presentación de los hallazgos, al que han acudido dirigentes locales y provinciales, que esta segunda fase de las excavaciones comenzó en julio, y que la primera, desarrollada entre febrero y mayo, reveló una cantidad de piezas similar.

Rodríguez ha explicado que en los trabajos se encontraron piezas de origen mediterráneo, que permiten creer que los pobladores de la zona comerciaban indirectamente con esa región, y que el poblado fue abandonado alrededor del siglo primero de la nueva era.

"Descubrimos que la mayoría de las estructuras están dañadas por un incendio, posiblemente intencionado, por lo que seguramente el poblado castrexo fue abandonado súbitamente en el siglo I d.C.", ha señalado el arqueólogo.

El presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, ha avanzado que el próximo paso en los trabajos será "terminar la excavación de estructuras documentadas en la primera fase".