Detenido tras intentar atracar con una pistola una entidad bancaria en A Pobra

El hombre apuntó a la empleada de Caixa Rural con un arma que resultó ser de balines. La mujer huyó en un despiste del atracador y pidió ayuda en un bar. Fue arrestado en una rápida intervención de la Guardia Civil con la colaboración de dos vecinos que le siguieron.
Oficina bancaria de A Pobra de San Xiao en la que se registró el atraco. VILA
photo_camera Oficina bancaria de A Pobra de San Xiao en la que se registró el atraco. VILA

Un hombre 47 años de edad y vecino de Lugo fue detenido a mediodía de este jueves en A Pobra de San Xiao (Láncara) como presunto autor del intento de atraco cometido unos minutos antes en la sucursal bancaria de Caixa Rural de esta localidad, cuya empleada fue amenazada con una pistola que resultó ser de balines aunque simulaba ser de fuego.

El suceso se produjo a las dos de la tarde, en un momento en el que no había ningún cliente en la entidad. El autor llevaba gafas y gorra, una funda de trabajo y maquillaje en la cara para disimular sus facciones. Se dirigió a la única empleada y, apuntándole con la pistola, le indicó que era un atraco y que estuviera tranquila.

La mujer, con gran estado de nerviosismo, no era capaz de marcar la clave del cajero automático y le pidió al atracador que lo hiciese él. Mientras le decía los números que se le venían a la cabeza aprovechó un despiste del hombre para huir y pedir ayuda en el bar Avenida, que se encuentra al otro lado de la acera.

Entró corriendo en el establecimiento, diciendo que estaban atracando el banco y que llamasen a la Guardia Civil. La responsable del bar telefoneó de inmediato al 112 mientras dos de los clientes salían tras el ladrón que, a su vez, había abandonado el banco sin llevarse ningún botín.

La colaboración de estos dos vecinos y la rápida intervención policial permitió detener al presunto autor en una calle paralela, después de intentar huir por unas fincas. Dos agentes de la Guardia Civil de A Pobra de San Xiao, que acababan de finalizar su turno de trabajo, acudieron de inmediato vestidos de paisano y en el coche particular de uno de ellos, no sin antes coger sus armas reglamentarias dado que la información que tenían en ese momento era que el atracador iba armado.

Pudieron interceptarlo y detenerlo tras ser identificado por los testigos. Adermás, recuperaron una mochila que, en su huida, había lanzado debajo de un coche y en la que llevaba la pistola utilizada en el atraco, entre otros efectos.

En las proximidades del lugar también tenía estacionado un vehículo, preparado para darse a la fuga, pero ya no pudo al ser arrestado.

El Concello de Láncara agradeció la "valentía", la "colaboración" ciudadana y el "trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para frustrar el atraco".

Comentarios