El alcalde de Ourense dice que el incendio está bajo control

incendio1.jpg
photo_camera incendio1.jpg

El alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, aseguró que la situación está "bajo control" tras el incendio declarado en la central hidroeléctrica de Velle, en las afueras de la ciudad.

Personal especializado en incendios con aceite procedente de A Coruña y Vigo se suman a los efectivos de extinción de la ciudad de Ourense para tratar de sofocar las llamas tras la explosión de un transformador que provocó cortes de luz en varias zonas de la capital ourensana.

El alcalde de Ourense señaló que la empresa encargada del suministro eléctrico, Unión Fenosa, les comunicó que habían solicitado estos efectivos especializados en este tipo de incendios porque cada transformador de la subestación eléctrica contiene “alrededor de 50 mil litros de aceite” y podría estar ardiendo horas.

El regidor municipal se desplazó hasta el lugar de los hechos junto al edil de Seguridad Ciudadana, Fernando Varela, para comprobar 'in situ' la situación generada. Francisco Rodríguez permaneció en la zona del incendio durante varias horas y aseguró que, tras la alarma inicial generada por la explosión y los cortes en el suministro eléctrico, la situación está “controlada” aunque no se puede hablar de extinción del incendio.

La intensa humareda podía verse desde cualquier punto de la ciudad de Ourense. A pesar de la espectacularidad del incendio, no hay que lamentar daños personales y tan sólo desperfectos en un turismo que se encontraba en la zona y que sufrió daños por la explosión del transformador.

Garantizar el suministro en Nochebuena
El alcalde de Ourense felicitó a los servicios de emergencia de la capital ourensana por su pronta actuación que fue “coordinada y puntual”. El regidor socialista quiso trasladar a los vecinos de la ciudad de Ourense “en un día tan especial” que “se está trabajando con intensidad” para “buscar alternativas” que “garanticen” el suministro eléctrico “en el día de hoy” en plena Nochebuena. De hecho, afirmó que “esperan y confían” en que la “normalidad” durante “el día y la noche” sea “la que todo el mundo espera en un día y una noche como la de hoy”.

A pesar de los cortes en el suministro eléctrico en distintos puntos de la ciudad de Ourense, el alcalde, Francisco Rodríguez aseguró que en las próximas horas el servicio “debería estar garantizado” aunque “no se descartan nuevos cortes” que ya se produjeron “de forma alternativa en diferentes zonas durante esta mañana”, indicó.

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana, Fernando Varela, manifestó que tras la alarma inicial creada por la magnitud de las llamas, la situación es de “tranquilidad relativa” y destacó la “agilidad inmediata de los servicios de emergencia”, dijo.

Fernando Varela explicó que durante los primeros momentos que siguieron a la explosión del transformador “la situación era preocupante” y ahora “ya podemos estar más tranquilos” porque “tienen el tema controlado”.

En la zona continúan trabajando seis dotaciones de Bomberos de Ourense, además de la Policía Nacional, Local, Protección Civil y personal del 061.

La central hidroeléctrica de Velle se encuentra en las inmediaciones del río Miño, que abastece el suministro de agua a la capital ourensana. En la zona contigua al incendio se colocó una malla para evitar que el agua y jabón que utilizan los Bomberos para sofocar el fuego llegue a la red de abastecimiento y provoque la contaminación de las aguas del río.

El comisario de aguas de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, Xoán Nóvoa, se desplazó hasta la zona y añadió que permanecen “vigilantes” sobre las estaciones hidráulicas y “la calidad del agua”. Asimismo, señaló que en principio “no hay ninguna afección” de las aguas del Miño aunque “estaremos vigilantes por si llega algún tipo de contaminación al río aguas abajo”, afirmó.

Xoán Nóvoa explicó que comunicaron al Concello de Ourense que esté “en alerta” por la “captación del Miño” para que en caso de contaminación realice dicha captación en el río Lonia.

Comentarios