Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

El alcalde de Santiago promete una rebaja de impuestos desde el próximo 1 de enero

El alcalde de Santiago, Agustín Hernández, anunció hoy la puesta en marcha de "un plan de medidas fiscales", el cual espera que entre en vigor "el próximo 1 de enero" y que tiene como objetivos principales "rebajar los impuestos a los ciudadanos" e "impulsar" la economía local a través del fomento de nuevos puestos de trabajo.

Las medidas anunciadas por el regidor popular han sido aprobadas por el gobierno local en una sesión extraordinaria que ha tenido lugar este martes, por lo que, después de un mes de exposición pública, se trasladarán al pleno municipal para su aprobación antes de que finalice 2014.

En una comparecencia ante los periodistas, Agustín Hernández indicó que la situación financiera del ayuntamiento es "buena" y eso les ha permitido afrontar la que calificó como "la primera rebaja generalizada de impuestos en muchos años".

"Tenemos un superávit de más de cinco millones de euros y la deuda ha bajado de los 64 millones del 2010 a los 48,6 millones de este año, disminuyendo la carga financiera por habitante en casi 170 euros", apuntó el regidor santiagués, quien subrayó que el periodo de pago a los proveedores está "en mínimos históricos", con una media de 57 días frente a los 142 de 2011.

Dentro de las once medidas que se pondrán en marcha en 2015 para bajar los impuestos municipales y reducir la carga fiscal a los ciudadanos, la más destacable es la bajada general del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), pues el "tipo impositivo" pasa del 0,57 al 0,54.

El concejal de Hacienda, Ramón Quiroga, recordó que a esta reducción hay que añadirle la aplicada el año pasado, cuando se pasó del 0,6 al 0,57, por lo que "el ahorro medio acumulado por contribuyente en estos dos años será de 95,24 euros".

Quiroga también anunció que para "potenciar" el sector de la construcción y "fomentar" el empleo se reducirá el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), pasando el tipo vigente del 2 % al 1,9 %, y el Impuesto de Plusvalías (por venta de inmuebles), con una reducción de cuatro puntos (pasa del 26 al 22).

"Creemos que de la primera medida se beneficiaran unas 1.200 solicitudes de licencia y de la segunda alrededor de unas 4.000 liquidaciones. El sector de la construcción es estratégico para que se pueda crear empleo y con estas medidas intentamos impulsar la economía local", afirmó el concejal.

Cerca de 1.500 viviendas, de las calificadas como VPA (viviendas de protección autonómica) se verán beneficiadas del aumento de tres años más de la bonificación del 25 por ciento del IBI, mientras que la bonificación para las familias numerosas aumentará en un diez por ciento.

Otra novedad destacada en el aspecto fiscal será el cambio de las fechas del fraccionamiento del pago del IBI (las nuevas fechas serán los días 5 de julio, septiembre y noviembre en vez de mayo, agosto y noviembre) para aquellos contribuyentes que se acojan a esa posibilidad.

"Con esta medida buscamos una mayor separación temporal con el impuesto de vehículos, que se debe pagar entre marzo y mayo, y concentrar los pagos en los meses de mayor capacidad económica para los ciudadanos, como puede ser en julio por el pago de la paga extra", manifestó Quiroga.

Antes de finalizar, el alcalde de Santiago recalcó que "los ajustes y sacrificios que necesariamente hubo que realizar para conseguir la estabilización presupuestaria están dando ya sus frutos y los grandes beneficiados van a ser los ciudadanos".

El alcalde de Santiago promete una rebaja de impuestos desde el...
Comentarios