sábado. 08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo

El BNG aplaza la decisión sobre un posible gobierno de coalición en Lugo

Más de tres horas y media de debate no fueron suficientes para que el Consejo Local del BNG de Lugo adoptase una decisión con respecto a la posibilidad de formar un gobierno "estable" de coalición con el PSdeG-PSOE para los próximos cuatro años, por lo que los nacionalistas volverán a reunirse el próximo lunes.

El responsable local del BNG, Xosé Lois Devesa, reconoció en la mañana de este miércoles que buena parte del debate se centró en analizar los "malos" resultados electorales en la capital lucense, dado que hubo opiniones diversas sobre las causas de la debacle electoral que llevó a los nacionalistas a perder la mitad de su representación municipal.

En todo caso, Devesa dejó muy claro que en el Consejo Local se ratificó la decisión de "no facilitar ni por activa ni por pasiva la llegada del PP al gobierno de Lugo" y, frente a las críticas del candidato popular, Jaime Castiñeira, dijo que dicha postura "no es un capricho" de los nacionalistas.

En esa línea, Devesa subrayó que la llegada del PP a la Xunta supuso la destrucción de algunas de las iniciativas que los nacionalistas se esforzaron por poner en marcha durante el bipartito.

Además, recordó que hay "muchos aspectos políticos e ideológicos" que impiden que el BNG deje gobernar a los populares.

"Apalean nuestra lengua, apalean nuestra cultura y se posicionan frontalmente en contra de los derechos sociales", subrayó el líder nacionalista.

Por otra parte, también para justificar la decisión del BNG, Devesa recordó el "juego sucio" que hizo el PP "en los últimos días de campaña", con anónimos que cuestionaban la gestión de socialistas y nacionalistas en la Diputación de Lugo en términos "injuriosos".

"Está muy bien pedir pan, pero también hay que dar trigo", dijo Devesa, quien también recordó que Castiñeira "tiene mal perder" y que, finalizada la campaña, también se acabó el tiempo "de los hooligans".

APOYO O COALICIÓN
Una vez decidido que el BNG facilitará la toma de posesión del socialista José López Orozco como alcalde, ahora los nacionalistas tienen que decantarse por entrar o no en un hipotético gobierno de coalición. Para ello, el próximo lunes -día 6 de junio- habrá una nueva reunión del Consejo Local.

De esa reunión surgirá una propuesta, que tendrá que ser ratificada al día siguiente por la asamblea local nacionalista, en la que estarán presentes todos los militantes.

Si la respuesta a una posible entrada en el gobierno es positiva, entonces comenzarían las negociaciones con los socialistas.

ERRORES EN LA CANDIDATURA
Con respecto al análisis de los resultados electorales, Devesa confirmó que el consejo local reconoció la existencia de algunos errores "en la conformación de la candidatura", una lista electoral de la que quedaron fuera los representantes de Esquerda Nacionalista (EN), los concejales Xosé Chorén y Anxo Laxe.

En todo caso, afirmó que en la reunión de este martes "hubo un debate muy rico y muy interesante", del que salió "la intención absolutamente unánime de recuperar la confianza en este proyecto colectivo".

"El BNG es un frente de partidos con un proyecto único. Tenemos que reforzar las cuestiones que nos unen, que son muchas más que las que nos dividen", subrayó Devesa en rueda de prensa.

El BNG aplaza la decisión sobre un posible gobierno de coalición en...
Comentarios