Banco Gallego, nacionalizado

El Estado, a través de Novagalicia Banco, asumirá el 99,9 por ciento del Banco Gallego tras la ampliación de capital social acordada el pasado 29 de enero por un importe máximo de 170.000.000,00 de euros. Dicha ampliación de capital ha sido suscrita hasta la fecha en 80.042.148,0 euros.

De la cantidad suscrita, corresponde a NCG Banco -del que el Estado controla la totalidad del capital- 80.000.000,00 euros, lo que le convierta en el principal accionista con una participación del 99,95%.

En una comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad también informa de que, adicionalmente, al igual que ha sucedido con otras entidades, el Banco Central Europeo (BCE) ha comunicado la decisión de suspender la condición de Banco Gallego como contrapartida del eurosistema para operaciones de política monetaria y de crédito.

Hasta la fecha, Banco Gallego había utilizado la financiación de BCE por un importe que a 31 de diciembre de 2012 era de 860 millones de uros y de 735 a la fecha de la suspensión.

Tal como figura en las normas del eurosistema, el Banco de España ha concedido a Banco Gallego una provisión especial de liquidez, sustituyendo así a la financiación del BCE, que ha sido concedida por un importe de 800 millones de euros.

El Banco cuenta con activos financieros líquidos por un importe de valor nominal superior a los 1.300 millones con posibilidad de obtención de "liquidez inmediata".

La entidad gallega destaca que con esta operación, así como con el 'colchón' que representa la liquidez de las contrapartidas aportadas como garantía, queda plenamente asegurada la operatividad normal con clientes, depositantes y otros acreedores.