El grupo que compró Tablicia se reunirá con los proveedores para reiniciar la actividad

Un representante del grupo peruano Martín viajará esta semana a Lugo para mantener reuniones con los proveedores de la empresa Tablicia de cara a reiniciar la actividad en la fábrica de Nadela (Lugo), adquirida por esta multinacional en una subasta que tuvo lugar el pasado mes de julio.

Lo confirmó en declaraciones a EFE el presidente del comité de empresa de la antigua Tablicia, José Antonio Muiña, quien indicó que ese responsable, además de hablar con los proveedores de madera y cola, dos materiales necesarios para la fabricación de tableros, mantendrá también un encuentro con representantes de los trabajadores.

Será, en cualquier caso, una primera toma de contacto, dado que la multinacional, que hasta ahora sólo tuvo que abonar el 10% de los 2,5 millones de euros que le costó la fábrica, no tiene previsto cerrar la operación, con la escritura de compraventa de las instalaciones, hasta finales del mes de octubre.

En todo caso, una vez formalizada la propiedad de la fábrica, aclaró Muiña, su intención es "contar con un grupo de seis o siete personas para probar la maquinaria de las instalaciones", de cara a realizar las primeras labores de mantenimiento.

En principio, dijo Muiña, la multinacional cuenta con contratar a una plantilla formada por "entre 111 y 115 trabajadores" para reiniciar la producción en la fábrica de Nadela, con lo que absorbería la bolsa de trabajo formada por los antiguos empleados de Tablicia cuando la empresa entró en fase liquidación.