El juez exige a la Europol que investigue la procedencia de los áridos

El Juzgado de Ferrol ha ordenado a la Europol, la policía comunitaria, que investigue la procedencia de Holanda de los áridos que Manmer, la empresa del constructor Fermín Duarte, comercializaba como reciclados pero que contenían sustancias contaminantes y nocivas para el hombre, según la Fiscalía.

Alejando Morán Llordén, el juez instructor del Operación 'Arena', en la que están imputado Duarte y el exdiputado popular Javier Escribano, investigado por cohecho y tráfico de influencias, ha pedido a la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía Nacional que investigue, a través de la Europol, el origen de los áridos holandeses que se vendían como reciclados aunque no lo eran.

El Juzgado de Instrucción número 3 también se ha dirigido a la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao, a donde empezaron a llegar, en julio de 2009, los barcos procedentes del puerto de Rotterdam con miles de toneladas de residuos asfálticos que fueron descargados en la rada de Caneliñas, el puerto exterior de cabo Prioriño.

El órgano portuario deberá remitir al juzgado toda la documentación relativa a la firma Construcciones Manmer, S.L., y acreditar la titularidad de un acopio de 400.000 toneladas de aglomerado asfáltico que continúa apilado en la explanada de Caneliñas.

El juez instructor también ha requerido a Aguas de Galicia y a la Consellería de Medio Ambiente, en sendas diligencias, que envíen los informes y expedientes abiertos sobre la empresa de Fermín Duarte, que fue sancionada en 2010 por contaminar el cauce del río Baa, en Cabanas, donde almacena unas 60.000 toneladas de áridos en una parcela forestal de 27.000 metros cuadrados sin autorización municipal ni licencia autonómica.

En marzo de 2010, Aguas de Galicia autorizó la solicitud del empresario de Pontedeume para el acopio de áridos para construcción en su parcela, según han indicado a Efe desde el BNG en Cabanas (A Coruña). El grupo nacionalista ha denunciado repetidas veces en pleno municipal la existencia de un "vertedero ilegal" en un monte de San Lorenzo, en la parroquia de Laraxe.

Sostienen que el regidor, Germán Castrillón, del PP, no adoptó decisión alguna contra el acopio irregular y se limitó a esperar la decisión de la Xunta.

La Consellería de Medio Ambiente ha confirmado que recibió la comunicación del juzgado ferrolano la semana pasada y que están reuniendo toda la documentación requerida para enviarla a los tribunales.

Fuentes de Medio Ambiente han señalado que se realizó una inspección del acopio de áridos de Manmer "los días 16 de marzo, y 3 y 4 de mayo del 2011", a fin de "comprobar" que se cumplían las restricciones a la comercialización del producto impuestas por una resolución dictada el 10 de mayo del 2010, que obligaba a la constructora a informar del potencial contaminante de su producto.

Técnicos de la Xunta ya han tomado muestras del producto que se almacena en el puerto exterior de Ferrol a fin de analizar su composición y disponer de "todos los elementos de juicio necesarios para iniciar, si corresponde, un expediente sancionador".

La Operación 'Arena' arrancó en mayo del 2011 en un juzgado ferrolano a partir de la denuncia interpuesta ante la Fiscalía por la Asociación Gallega de Áridos contra Manmer, S.L. por un posible delito ambiental.

Durante la investigación se autorizó el pinchazo telefónico del gerente de la firma, el empresarios Fermín Duarte, quien mantenía frecuentes contactos telefónicos con el exdiputado del PPdeG Javier Escribano, imputado por cohecho y tráfico de influencias.

De las escuchas policiales se deduce que Duarte habría regalado a Escribano un Porsche de segunda mano a cambio de que el político hiciese gestiones en la Xunta, fundamentalmente ante las Consellerías de Industria y Medio Ambiente, para desbloquear la venta de un árido que estaba bajo sospecha por las advertencias del ministerio público.

El juzgado ferrolano remitió en agosto una pieza separada de la causa al TSXG por la condición de aforado de Escribano, entonces diputado en el Parlamento de Galicia. El político popular, investigado por cohecho y tráfico de influencias, renunció al acta de diputado el 29 de octubre y la causa volverá a los tribunales de Ferrol.

El empresario Fermín Duarte fue detenido y prestó declaración sobre la importación de los áridos. No obstante, el político popular y el constructor volverán a ser citados por el asunto del Porsche, otra de las líneas de investigación abiertas por el juez Alejandro Morán en este caso.