El PP apremia a los socialistas para que ''se aclaren''

A la espera de la decisión final del PSdeG sobre la Lei do Solo, partidos políticos y agentes sociales se fijan en este documento que, con o sin el apoyo de los socialistas, saldrá con toda probabilidad aprobado el martes en el Pleno del Parlamento.

Así, el PP apremia al PSdeG a cumplir con lo pactado la semana pasado indicando que tienen ''motivos importantes'' para apoyar la nueva normativa. La otra formación del arco parlamentario gallego, el BNG, alerta de los intereses ocultos de los dos partidos que han pactado el texto.

Por otra parte la asociación ecologista Adega ha denunciado que la modificación de la Lei do Solo supone ''más especulación, impunidad y desastre ambiental''. De esta forma, el discurso de esta organización trasciende el polémico artículo 39, que afecta al suelo rústico de especial protección de espacios naturales, cuyo acuerdo parece haber generado controversia en el seno del PSdeG.

Adega sostiene que esta reforma implica un incremento de las oportunidades para la especulación urbanística y condena, entre otros aspectos, que retira ''toda protección'' a los montes vecinales a favor de usos constructivos y que ''prepara el camino para la legalización de escandalosas aberraciones como las del concello de Barreiros, Porto do Son, Sanxenxo, etc.''. Además, se suma a la polémica y censura que se proponga no acatar las disposiciones sobre protección de la biodiversidad de la Rede Natura.

El PPdeG quiere que los socialistas ''se aclaren''
Este lunes, el portavoz del grupo parlamentario del PP, Manuel Ruiz Rivas, le conminó a los socialistas gallegos a que ''se aclaren'' y decidan si lo pactado es o no es sufuciente. Rivas se remitió a ''los esfuerzos realizados para llegar al consenso'', y más concretamente a la aceptación de ''tres cuartas partes'' de las enmiendas presentadas por el PSdeG''.

Abundó en que en el seno del PSdeG existen ''dos corrientes'' con respecto a las políticas de ordenación territorial y advirtió de que con el caso concreto de cabo Touriñán ''se está desviando la atención'' en todo este asunto.

El diputado popular afirmó que el de Touriñán ''es un caso concreto'' y se refiere a ''una actividad concreta'', la acuícola, e insistió en que la reforma de la Lei do Solo lo que hará será ''aumentar las garantías'' de protección del medio natural, a través de la ''normativa más estricta de la historia de Galicia''.

Cabo Touriñán, una ''excusa''

Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, advirtió también este lunes de la existencia de intereses ocultos entre el PPdeG y el PSdeG con respecto a la modificación de la Lei do Solo. ''Algo grave está sucediendo y que está por debajo de este pacto en materia urbanística'', señaló.

Aymerich ha afirmado que el futuro del Cabo Touriñán, ''es la excusa'', pero que en el fondo existe ''una coincidencia inconfesable entre ciertos sectores del PSOE y el PP''. En esta línea citó al presidente de la Federación Galega de Municipios, el socialista Carlos Fernández, quien ''dice que estamos mejor con Feijóo que con el bipartito porque llegamos a acuerdos''.

También denunció que se cambiaran los estatutos de la Agencia de Protección de Legalidad Urbanística para ''poner de presidenta a una persona que acaba de hacer el curso de urbanismo y que tiene como credencial'' haber sido secretaria de los concellos de Sanxenxo y el de Tui, ambos ''ejemplares en materia urbanística'', dijo con ironía.

El portavoz del BNG en el Parlamento de Galicia indicó que en la ordenación territorial ''se está empezando la casa por el tejado'' pues lo más lógico, según su punto de vista, sería aprobar primero las directrices de ordenación, luego el Plan del Litoral y finalmente los planes sectoriales.