El PP tumba la propuesta de la oposición para ampliar la vigencia de la ley de los 500 metros

Los votos de la mayoría del PPdeG han frustrado este miércoles una proposición de ley del PSdeG --consensuada con el BNG-- que abogaba por mantener la prórroga que impide construir en los 500 metros de costa hasta que no se haya aprobado definitivamente el Plan de Ordenación del Litoral (POL). Por su parte, el PPdeG se ha mostrado partidario de que la moratoria se limitase sólo a la aprobación inicial del plan, prevista para este año, y de la que desconfían tanto socialistas como nacionalistas.

Así las cosas, el jueves comienzan los trabajos de la comisión de seguimiento del POL, con la que el PSdeG espera poder "construir un documento comprensible", lejos del "avance oscuro, con faltas, errores y discrecionalidad"  presentado por la Xunta. En este sentido, la diputada del PSdeG Mar Barcón pidió al grupo popular "lealtad con espacios públicos, con la costa y la legalidad urbanística" e instó al Gobierno gallego a que "lidere la protección de los espacios más débiles".

Inseguridad jurídica
Tanto Barcón como la diputada del BNG Teresa Táboas criticaron el documento inicial del plan y alertaron del peligro que se correrá si se levanta la moratoria el próximo 15 de mayo --fecha en la que finaliza el plazo prorrogado--, ya que se entraría en una situación de inseguridad jurídica. "¿Qué legislación tendrán que aplicar entonces los concellos?", ha preguntado Táboas, quien recordó que aplicar un plan que no está definitivamente aprobado no es legal, por lo que se abriría "una brecha" que permitiría desarrollos urbanísticos desaforados como los previstos en "Barreiros o Miño".

Del mismo modo, Mar Barcón ha advertido del riesgo de que se posibilitasen actuaciones urbanísticas dudosas "bajo una urgencia injustificable". La diputada socialista incidió en que "no nos podemos fiar del avance del POL" por sus numerosos "errores" y ha reclamado mantener la moratoria hasta tener un texto definitivo "con una ordenación sensata, proteccionista y que permita vivir del litoral pero conservándolo".

"Cuando la política se aparta del urbanismo, lo único que queda es el mercado", ha proclamado Barcón en respuesta a unas declaraciones de Feijóo en la que apostaba por "apartar el urbanismo de la política". Asimismo, ha defendido el veto a la construcción en los 500 metros de costa aprobado por el bipartito como "la decisión más transcendente para impedir que nuestro litoral quedara devorado por la especulación constructiva".

Con la vista en las municipales
Entre los recelos de la oposición al plan de la Xunta, la diputada del BNG también ha manifestado su desconfianza respecto al interés del Gobierno de tener su aprobación inicial a finales de año, "con unas elecciones municipales a las puertas".

Desde el grupo popular, el diputado Román Rodríguez ha asegurado que los trabajos técnicos del plan están "muy avanzados" y se ha mostrado partidario únicamente de que la prohibición de construir en la costa llegue hasta la aprobación inicial del mismo. Además, defendió la vocación de consenso del PP ya que, según ha recordado, el jueves comienzan los trabajos de la comisión parlamentaria, en la que se podrán realizar aportaciones para mejorar la propuesta.

En su intervención, el diputado del PP recordó al PSdeG que la "capacidad de freno" de la moratoria "ha sido muy pequeña" y que, según los datos del Colegio de Arquitectos, el mayor volumen de concesión de licencias para construir en la costa gallega se ha registrado en los años 2006 y 2007, con el bipartito. Al BNG, por su parte, le ha censurado su supuesta "incoherencia" al defender una cosa en el Parlamento "y otra en los Concellos en los que gobiernan".

Comentarios