Domingo. 24.03.2019 |
El tiempo
Domingo. 24.03.2019
El tiempo

En Marea considera "inaceptable" la reforma de los registros civiles

Luís Villares
Luís Villares
El "vaciado de competencias" de los juzgados de paz supone, según la formación, "suprimir servicios públicos en el ámbito rural"

El portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, después de la reunión que mantuvo este jueves en Lugo con representantes de la CIG, expresó la clara oposición de su grupo a la reforma de los registros civiles y al "vaciado de competencias" de los juzgados de paz, porque supone "suprimir servicios públicos en el ámbito rural" y perder eficiencia. Villares ve "inaceptable" la posible supresión de los registros civiles en Galicia, porque se estaría "negando un servicio esencial para la ciudadanía", dado que cumplen "un función de proximidad" en lo que se refiere a un "servicio ordinario" de la que no se debe "prescindir", ni en las ciudades ni tampoco en las "villas pequeñas y medianas de nuestro país".

Desde su punto de vista, "prestan servicio a una población mayor, que vive dispersa" y que, "en muchos casos necesita acudir con más frecuencia" a esos registros civiles, por ejemplo para solicitar "una fe de vida". La "reestructuración" impulsada por el Gobierno, argumentó Villares, no sería "eficiente" para prestar ese servicio de proximidad "a la ciudadanía".

Además, el portavoz parlamentario de En Marea precisó que su grupo también pretende que quede garantizado que esos servicios serán prestados "en exclusividad por parte del personal especializado de la Administración de Justicia". "Queremos que quede exclusivamente en el ámbito público y que no se derive hacia los registradores de la propiedad y los notarios", porque "el personal que está preparado y habilitado es el personal de la Administración de Justicia y el registro tiene que ser público" y "no deben de pagarse tasas adicionales".

"El servicio debe de ser prestado íntegramente de forma pública", insistió Villares, quien también quiso rechazar de forma explícita "el vaciado de competencias de los juzgados de paz", porque "es el paso previo a su desaparición". Según su criterio, lo que se está haciendo con esas reformas es "suprimir servicios públicos en el ámbito rural", y se suman a la supresión "la semana pasada de diez registros de la propiedad en toda Galicia".

Con este tipo de medidas, argumentó Villares, se crea "una ciudadanía de primera y una ciudadanía de segunda. La ciudadanía de primera, la que tiene la suerte de vivir cerca de las ciudades y de los servicios centrales", y la de segunda, la "que paga los mismos impuestos que si viviese en la ciudad pero no tiene ningún tipo de servicio".

Denunció, asimismo, que los expedientes de nacionalidad, desde que fueron trasladados a la Dirección General de Registros y Notariados, "están sufriendo retrasos de dos años", lo que supone "la pérdida de derechos" por parte de gente que "tenía derecho a acceder a la nacionalidad", porque "no se está tramitando en plazo".

También, añadió, "se está obligando a las trabajadoras sociales" de los hospitales a llevar una "inscripción registral" para la que "no están habilitadas y para la que no tiene competencias", de modo que también "están perdiendo tiempo de trabajo" dentro de su función. "Esto tiene que volver al Registro Civil, de donde nunca debió salir", zanjó. En la misma línea, dijo que "esto no es una apuesta por el rural" ni por el "reequilibrio territorial".

Villares anunció que En Marea llevará su rechazo a esta reestructuración al Parlamento de Galicia y a las Cortes Generales del Estado.

En Marea considera "inaceptable" la reforma de los registros civiles
Comentarios