jueves. 09.12.2021 |
El tiempo
jueves. 09.12.2021
El tiempo

Feijóo pide "honestidad" al BNG y les acusa de "engañar a los trabajadores"

Feijóo responde a las preguntas de los grupos durante el pleno del Parlamento. LAVANDEIRA JR.
Feijóo responde a las preguntas de los grupos durante el pleno del Parlamento. LAVANDEIRA JR.
Feijóo rechaza el "viaje a ninguna parte" de reformar el Estatuto y Caballero apuesta por "abrir una nueva página" de la autonomía que "blinde nuevos derechos para los gallegos del siglo XXI" 
 

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, y la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, se han enfrentado este miércoles a raíz de las manifestaciones y protestas que han tenido lugar en Galicia durante este año y ante las que el mandatario gallego ha pedido a los nacionalistas "honestidad" y que dejen de "engañar a los trabajadores".

La portavoz del Bloque ha empleado su intervención en la sesión de control del Parlamento gallego para acusar a Núñez Feijóo de "pisar poco la calle" y estar instaurado en una "realidad virtual construida a base de propaganda" que no le permite ver los problemas de los gallegos. Mientras que Feijóo "está en el Matrix de Monte Pío", ha dicho la nacionalista, crece el malestar de la ciudadanía que sale a "protestar contra un presidente al que ven como un lastre que, en lugar de dar soluciones, simplemente busca culpables".

"Se lo dicen miles de personas" cuando salen a defender una sanidad pública de calidad, cuando protestan por la falta de soluciones de la Xunta respecto a la crisis industrial o cuando las mujeres salgan este 25-N a la calle para pedir más medios y recursos contra la violencia machista, ha remarcado Pontón.

Feijóo pide a la líder de la oposición que deje de "tomarle el pelo a la gente de Ence y Alcoa" porque verdaderamente no defienden los miles de empleos que dependen de estas factorías

Ana Pontón. LAVANDEIRA JR.La nacionalista ha cuestionado "cuántas manifestaciones necesita" Feijóo para escuchar y entender que "la gente de este país no se va a rendir y derrotarán su soberbia" porque "si cree que por ganar elecciones tiene razón esta muy equivocado. No nos va a callar, no nos calló en el pasado ni nos va a callar ahora".

Al respecto, ha señalado que todas estas protestas evidencian que "el malestar no deja de crecer día a día" y que Galicia necesita un presidente que ejerza como tal y que deje de actuar como el "delegado del PP más ultra de la historia'. No vaya a ser que le pase como a (Pablo) Casado y que acabe rezando misas por Franco".

Para frenar este descontento evidenciado en las calles, Pontón ha propuesto de nuevo una intervención pública de la fábrica de Alcoa en A Mariña, un plan de refuerzo de la Atención Primaria o destinar el uno por ciento del presupuesto para luchar contra la violencia machista.

Frente a ello, el presidente de la Xunta ha pedido al BNG "honestidad", puesto que los nacionalistas, a su entender, utilizan las manifestaciones y las huelgas únicamente para rodearse de los suyos y escuchar sus propios principios. Núñez Feijóo ha dicho que, en cambio, en su partido, el PP, atienden las necesidades y demandas de los gallegos aunque no para ello "necesitamos estar en el medio de todas las manifestaciones porque sino solo escuchamos a los que tenemos alrededor" cuando el deber de un presidente es escuchar a toda la sociedad a la que representa.

"Lo que pasa que esto de la presidencia, usted lo toca de oído", le ha espetado a Pontón a la que ha acusado de movilizarse únicamente con la CIG, su "sindicato de cabecera", porque "el resto del país no le importa". Además, el presidente de la Xunta ha acusado al BNG de engañar a los trabajadores acudiendo a manifestaciones a favor de puestos de trabajo cuando en realidad los nacionalistas han abogado por el cierre de la pastera Ence en Pontevedra o cuando respaldan a los empleados de Vestas por la mañana pero por la tarde piden la paralización de los parques eólicos.

Para el presidente gallego es igual de incoherente cuando los miembros del BNG acuden a una manifestación en A Mariña pero luego no votan en contra a unos presupuestos generales del Estado que no recogen soluciones para Alcoa ni para ninguna empresa electrointensiva, lo que demuestra que "ustedes son un partido absolutamente intranscedente".

En base a estas cuestiones, el jefe del Ejecutivo autonómico ha pedido a la líder de la oposición que deje de "tomarle el pelo a la gente de Ence y Alcoa" porque verdaderamente no defienden los miles de empleos que dependen de estas factorías.

Feijóo rechaza el "viaje a ninguna parte" de reformar el Estatuto 
Gonzalo Caballero. LAVANDEIRA JR.El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha rechazado impulsar una reforma del Estatuto de Autonomía porque no quiere "embarcar a Galicia" en lo que considera "un viaje a ninguna parte" y, además, no lo ve como "un problema" que se encuentre en el listado de las cuestiones que preocupan a los gallegos. Así lo ha trasladado en la sesión de control celebrada este miércoles en la Cámara autonómica, donde el portavoz parlamentario socialista, Gonzalo Caballero, ha reivindicado el "compromiso galleguista" del PSdeG y ha defendido que, una vez se cierren "las últimas páginas" de la pandemia, sería conveniente "abrir una nueva etapa en la autonomía" con la reforma estatutaria. 

Y para lograrlo, Caballero ha instado al PPdeG, con Feijóo al frente, a "separarse de Abascal y Ayuso", y también ha apuntado al Bloque, a quien ha sugerido que mostrar su voluntad de consenso contribuiría a "demostrar que es el BNG del sí", como propugna públicamente. 

Feijóo ha cerrado la puerta a cualquier paso en este sentido. "No vamos a embarcar Galicia en un viaje a ninguna parte", ha sentenciado, antes de argumentar que, para emprender un proceso de este tipo, es preciso "saber quiénes son los compañeros de viaje" y, en este momento, no ve la coyuntura adecuada, además de considerar que una reforma estatutaria "no forma parte de los problemas cotidianos, inmediatos y urgentes" de los gallegos. 

Además de considerar que con la pandemia aún activa, una "crisis industrial" que afecta a 16.000 empleos, y el alza de los precios no conforman un contexto adecuado para "poner en cuestión el marco constitucional estatutario", Feijóo también ha puesto el foco en que el PSdeG no aclara en qué consiste su propuesta y tampoco si podría "garantizar" que no habrá interferencias "soberanistas o indepedentistas". 

Y en cuanto al BNG, ha ironizado con que igual Caballero no es "un intérprete" certero al apuntar a su giro hacia "el sí". Ha recordado que, en el último intento de reformar el Estatuto, cuando él estaba en la oposición y gobernaba el bipartito, no se pudo "pasar del preámbulo" en la negociación. "Y eso que entonces se conformaba con nación, ahora pide una República de Galiza", ha esgrimido el presidente gallego. 

En este punto, el mandatario autonómico ha advertido que el PP no está dispuesto a "tragar" con este tipo de cuestiones o que España sea considerada una suerte de "unidad de repúblicas soviéticas". "Aquello era la URSS, esto es la España democrática", ha advertido. 

Asimismo, ha recordado que entonces los nacionalistas eran "más minoritarios". "Lamentablemente", ha añadido, antes de apostillar que se refería a que "lamentablemente para el PSOE". 

Esta afirmación le ha valido que, en su turno, la portavoz del BNG, Ana Pontón, lamentase que al PPdeG "no le guste lo que votan" los gallegos y cuestionase su visión de la democracia, a lo que Feijóo le ha replicado que "le gusta tanto" que "nunca" han dado "el gobierno" al BNG.  De hecho, aunque "desconoce" que pasará en los próximos 40 años, ha augurado que los nacionalistas no tendrán "nunca" mayoría absoluta en Galicia porque sus ciudadanos "conocen bien" al Bloque.

Y frente a este debate, ha instado a los socialistas gallegos a tratar de buscar puntos de acuerdo en cuestiones como la financiación, la gestión de los fondos europeos o cómo superar la crisis industrial que afecta a varios sectores y empresas en Galicia. 

Por su parte, Caballero ha insistido en que Feijóo debería "abrir una página de diálogo y acuerdo" con el fin de reformar el Estatuto para "blindar nuevos derechos y servicios" para los gallegos "del siglo XXI", un "nuevo contrato social" que ponga sobre la mesa también las nuevas tecnologías, el medio ambiente o la lucha contra la violencia machista.  Para ello, aprovechando la efeméride, ha instado a recuperar el espíritu que dio pie al Estatuto del 81, cuando también "se vencieron" las reticencias para sentarse y buscar mejoras para Galicia. 

Feijóo pide "honestidad" al BNG y les acusa de "engañar a los...
Comentarios
ç