Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Galicia se asoma con fuerza a la industria de los videojuegos

Un joven, ante un videojuego. AEP
Un joven, ante un videojuego. AEP

Una veintena de empresas trabajan desde la comunidad en desarrollos para este sector, que ya mueve 1.500 millones de euros en España

EN LOS ÚLTIMOS años, los videojuegos han dado un paso más y han dejado de ser los reyes del entretenimiento para convertirse también en un jugador de peso en la economía mundial y, cómo no, en la española. Tanto es así que, hace dos años, este sector pasó de depender del Ministerio de Cultura para pasar a hacerlo del de Economía. Y es que, cada año, las empresas del sector de los videojuegos facturan en España cerca de 1.500 millones de euros, lo que supone el doble de la industria del cine y de la música grabada juntos, según se desprende del Anuario de la Industria del Videojuego, elaborado por la Asociación Española de Videojuegos (Aevi). 

De hecho, el pasado año se vendieron casi diez millones de juegos (un 5,8% más que en 2016), millón y medio de consolas (22,7% más) y casi 4,5 de accesorios (1,45% más), da trabajo directo a más de 5.000 personas y cada euro invertido tiene un impacto de tres en la economía. 

Ante este panorama, cada vez son más las personas que apuestan por formar parte del sector y por impulsar iniciativas en el mundo de los videojuegos. En la provincia de Pontevedra la última la están poniendo en marcha el estudio de videojuegos Polygon.e y la empresa de automatización y robótica Ledisson Ait, que decidieron unir fuerzas para sacar adelante el Centro Tecnolóxico Galego de Videoxogos, un proyecto pionero en la comunidad autónoma que tiene como objetivo dinamizar la producción de contenidos dentro del sector en Galicia.

"Vimos que había muchos profesionales que desarrollaban su actividad y que eran reconocidos a nivel internacional pero, sin embargo, la industria no estaba vertebrada", explica Miguel Areán, director de Polygon.e y gerente del centro. Esto obligaba a muchos gallegos "a irse a Madrid o a Barcelona". 

"Los videojuegos, en el momento que salen a la venta, ya están internacionalizados, algo muy dificil en otros sectores"
 

Para Areán, la clave para recuperar el talento que se ha marchado al exterior pasa por ofrecerles "una carga de trabajo estable", pues el perfil de la mayoría de las personas que trabajan para el sector "es el de autónomo, que trabajo a lo mejor un mes y después se pasa dos sin nada". 

A pesar del gran peso que tiene sobre la economía del país, Areán considera que el de los videojuegos es un sector que ha empezado a valorarse en los últimos tiempos. "Ahora nos ven como otro sector que hace industria, que produce productos". De hecho, destaca un factor clave de las empresas desarrolladoras de este tipo de juegos, y es que "en el momento que sale a la venta ya está internacionalizado, algo muy difícil de pensar en otras compañías". De hecho, el ICEX juega un papel muy importante a lo largo de todos los procesos por los que pasan estas empresas. Esta ventaja se incrementa todavía más en el caso de Galicia, porque Areán considera que "es más fácil llegar a otros países porque hay gallegos en todo el mundo". 

Sin embargo, pese a que el "nivel ha crecido en los últimos años", Areán cree que Galicia "se ha quedado un poco descolgada del tren", pues otras comunidades autónomas, como el País Vasco o Madrid, ya cuentan con centros especializados "a pleno rendimiento". Por otro lado, considera que se valora cada vez más "lo que se hace aquí, sobre todo lo que hacen los estudios pequeños". Estas son justamente las empresas mayoritarias de videojuegos en la comunidad autónoma. De hecho, según la base de datos de la web especializada Devuego, en el conjunto del territorio gallego hay 18 estudios, lo que supone el 2,9% del total de España, solo por detrás (aunque con cifras más altas) de Madrid, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, País Vasco y Asturias. A esta cifra habría que sumarle todos las personas que trabajan en alguna de las fases de producción de un videojuego (desarrolladores, diseñadores gráficos, dibujantes...) y que trabajan como autónomos. 

De hecho, según el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2017, el empleo directo del sector creció un 20% entre 2015 y 2016 y la estimación es que llegue a los 11.420 empleos en 2020. Además, el estudio estima la existencia de 1.700 colaboradores freelance vinculados a las empresas y de otros 3.270 empleos generados de forma indirecta por la actividad del sector. En conjunto, esto supone una cifra de 10.410 profesionales vinculados/as a la industria española de desarrollo de videojuegos.

Para el gerente del Centro Tecnolóxico Galego do Videoxogo, además de conseguir que el talento se quede en Galicia y no se marche a trabajar a otros lugares, uno de los principales retos del sector en la actualidad es "que la formación que se imparte en nuestros centros educativos se amolde a los requerimientos de la industria, pues tiene que ir mucho más coordinada". De hecho, critica la falta de flexibilidad en la educación para el mundo de los videojuegos. "No se puede tardar cinco años en aprobar un plan de estudios porque, cuando lo hagas, estará completamente desfasado, porque es un sector que se mueve muy rápido".

Galicia se asoma con fuerza a la industria de los videojuegos
Comentarios