martes. 27.10.2020 |
El tiempo
martes. 27.10.2020
El tiempo

Galicia es la quinta comunidad que ofrece más sexo por internet

Trabajadora sexual. ARCHIVO
Trabajadora sexual. ARCHIVO

►El portal de referencia en el sector dispone de  18.000 anuncios para mantener relaciones sexuales de pago

►Los datos hablan de 400.000 prostitutas en España, casi 1.700 clubes de alterne y un negocio que mueve 18.000 millones de euros al año

Puede que la prostitución sea el oficio más antiguo del mundo, o puede que se trate de una de las formas de esclavitud más normalizadas del siglo XXI. Lo que está claro es que es un fenómeno en continuo movimiento al que internet, como a tantas otras cosas, ha abierto un enorme abanico de posibilidades, convirtiéndose en todo un escaparate del sexo de pago. En este sentido, Galicia se alza como la quinta comunidad autónoma que más anuncios de prostitutas publica en la red, con 17.978 ofertas esta semana en pasión.com, uno de los portales de referencia para el sexo a la carta, tan solo por detrás de Madrid (53.567), Cataluña (44.878), Andalucía (40.405) y Comunidad Valenciana (37.263).

En cuanto a la prostitución masculina, Galicia también se posiciona entre los primeros puestos del ranking, en cuarto lugar, con 10.762 anuncios esta semana en pasión.com, precedida por Madrid (25.296), Andalucía (23.485) y Cataluña (21.726).

"Baixou o número de prostitutas nas rúas, pero isto non quere dicir que haxa menos, só que están máis invisibilizadas"

De toda la comunidad gallega, A Coruña es la provincia que más prostitución femenina y masculina oferta a través de este portal, con 8.432 y 4.591 anuncios respectivamente, seguida de Pontevedra (6.244 y 4.103), Lugo (2.058 y 1.062) y Ourense (1.240 y 1.000).

CIFRAS. A pesar de la visibilidad que internet aporta a este fenómeno, la prostitución es una actividad arraigada en el ocultismo, lo que unido a la movilidad del sector hace imposible contabilizar el número de personas que la ejercen. Tanto es así que no existen cifras oficiales sobre el volumen de esta práctica, ni mucho menos estudios actualizados sobre su relevancia en las sociedades gallega y española. Así, diferentes publicaciones coinciden en afirmar que en España hay unas 100.000 prostitutas ejerciendo en diferentes ámbitos y que este negocio mueve diariamente unos 10 millones de euros, alrededor de 3.500 millones al año. Sin embargo, según el Boletín Oficial de las Cortes Generales del 24 de mayo de 2007, la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer y de la Igualdad de Oportunidades concluyó que son alrededor de 400.000 las personas en situación de prostitución en todo el Estado y que, con respecto a la población potencialmente consumidora, habría una prostituta por cada 38 hombres. El mismo informe señala que los españoles gastan 50 millones al día en prostitución y aclara que la Asociación de propietarios de clubs de alterne cifra el gasto anual en esta práctica en 18.000 millones de euros. Por su parte, la Policía Nacional contabilizó 1.693 clubs en todo el país en 2013.

En su ‘Plan integral de lucha contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual 2015-2018’, el Ministerio de Sanidad estima que hay aproximadamente 45.000 mujeres ejerciendo la prostitución en España y, por su parte, el Ministerio del Interior identificó a 577 víctimas de explotación y trata sexual y detectó a 10.111 personas en situación de riesgo en 2017.

La disparidad de cifras y la ausencia de datos reales para poder cuantificar este fenómeno es cada vez más acusada según pasan los años

En Galicia las cifras hablan de entre 500 y 2.000 prostitutas, de 100 a 800 clubs de alterne entre el año 2009 y el 2018, y de alrededor de 300 pisos de contactos en 2015. El último ‘Estudo exploratorio da trata de persoas en Galicia’ publicado por la Xunta data de 2013, y contabiliza 1.951 víctimas de trata detectadas por 19 asociaciones y ONG gallegas entre 2012 y 2013, sin llegar a establecer una cifra aproximada del volumen total de la prostitución en la autonomía. Ante la falta de datos contundentes, la Rede Galega contra a Trata, integrada por diez asociaciones, junto con la socióloga y actual portavoz de la entidad, Silvia Pérez Freire, concluye que entre 4.000 y 6.000 es la cifra aproximada de personas en situación de prostitución en toda la comunidad gallega. "Isto é so unha estimación que fixemos no ano 2014, na que non está valorado internet. O que gañaron as webs perdérono os clubes, e houbo unha baixada destes emprazamentos", explica Pérez Freire.

DE LA CALLE A LOS PISOS. La disparidad de cifras y la ausencia de datos reales para poder cuantificar este fenómeno es cada vez más acusada según pasan los años, pero no se trata de una mera coincidencia. La introducción de la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio,  por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, significó un endurecimiento de las penas para los delincuentes responsables de delitos sexuales, entre otras medidas, que tuvo como resultado un incremento de las operaciones policiales realizadas en clubs de alterne. De esta forma, y amparándose en la protección que ofrece internet, se produjo un fenómeno migratorio de las calles y clubs de alterne a pisos, al mismo tiempo que aumentó progresivamente el uso de la red como método por excelencia para ofertar este tipo de actividades. En el año 2004 el Servizo Galego de Igualdade de la Xunta de Galicia, en su último estudio sobre prostitución, ‘A prostitución feminina na comunidade autónoma de Galicia’, concluyó que el 35,3% de las entrevistadas ejercían la prostitución en un club, el 33,3% en los bares del barrio, el 13,7% en la calle y tan solo un 5,9% en la casa o piso particular de una tercera persona.

Hoy esta tendencia ha cambiado. "Dende Faraxa facemos intervención en Galicia, Castela e León e Asturias. Centrámonos máis na provincia de Pontevedra, que é onde temos a sede, e comprobamos que por esta zona disminuíu moito a prostitución de rúa e de clubs, porque están retirando as prostitutas aos pisos. Os proxenetas saben que aí están máis protexidos e chegar a elas fáisenos moito máis difícil", asegura Carmen Lago, presidenta de la asociación Faraxa, que defiende la abolición de la prostitución. El fenómeno del traslado a los pisos no ha hecho más que incrementar el ocultismo en el sector y la situación continúa empeorando. En este sentido, Lago lo tiene claro: "Baixou o número de clubs e de prostitutas polas rúas, pero isto non quere dicir que haxa menos, só que están máis invisibilizadas".

Galicia es la quinta comunidad que ofrece más sexo por internet
Comentarios