Galicia también se indigna

Manifestación en Lugo (Foto: Pepe Álvez)
photo_camera Manifestación en Lugo (Foto: Pepe Álvez)

Millares de personas han secundado en Galicia las manifestaciones convocadas por el movimiento 15-M en las principales ciudades, en demanda de "un cambio global" y para protestar por lo que "no es una crisis, es una estafa".

La manifestación más multitudinaria ha sido la de Santiago, donde una gran protesta, en su mayoría de jóvenes, aunque también había personas de edad y familias con niños, salieron de la Alameda compostelana portando pancartas individuales en las que se podía leer: "No somos antisistema, el sistema es antinosotros"; "contra el terrorismo económico"; "Toma la calle, libérate" o "Más investigación y menos corrupción".

"La revolución será feminista o no será", decían otras lemas durante la manifestación, a la que se sumaron el exlíder del BNG Xosé Manuel Beiras, o la dirigente del SLG, Carme Freire.

En un tono festivo, los participantes en la manifestación, precedida de un grupo de gaiteiros, recorrieron la ciudad hasta llegar por el casco viejo a la plaza del Obradoiro, que el Ayuntamiento valló hasta la mitad, con lo que se impidió que los manifestantes se acercasen a la casa consistorial, lo que llevó a los indignados a gritar: "La plaza es nuestra y no de Conde Roa", alcalde popular de la ciudad.

En Lugo la marcha indignada superó las previsiones y reunió a cientos de personas procedentes de diferentes puntos de la provincia, que recorrieron diversas calles de la ciudad sin causar incidentes.


En Vigo, más de 10.000 personas, según los convocantes, han participado en la marcha de protesta convocada que recorrió las calles Gran Vía, Urzáiz y Policarpo Sanz, para concluir en la Porta do Sol, donde leyeron un manifiesto.

A su paso por el denominado cruce de los bancos, en la calle Policarpo Sanz, los manifestantes protagonizaron una sonora pitada contra el poder financiero.

En A Coruña, más de cuatro mil personas participaron en la concentración de los indignados, que se concentraron en la Plaza de Pontevedra, donde se dio lectura a un manifiesto.

Posteriormente, salieron en manifestación por las calles céntricas de la ciudad, con una parada ante la sede central de Novacaixagalicia en la ciudad, donde corearon al unísono: "Ladrones", dirigida a los directivos que cobraron indemnizaciones multitudinarias a su marcha de la entidad.

Los indignados coruñesas celebraron este mediodía una asamblea abierta y después aprovecharon para preparar las pancartas y carteles que portaron en la manifestación.

En Ourense, más de dos mil personas se sumaron a la movilización convocada por el 15M en ciudades de todo el mundo para pedir un cambio global.

Los manifestantes partieron de la Alameda orensana, poco después de las 19:15 horas hasta la Plaza Mayor, donde leyeron un manifiesto conjunto con otras ciudades.

Mientras, en Ferrol más de un millar de personas, según los convocantes, y varios cientos menos, según las fuerzas policiales, se concentraron en la céntrica plaza de Armas, frente al Ayuntamiento en protesta contra 'políticos y banqueros'.

Desde el mediodía, los indignados han cocinado una paella, y se han reunido en asamblea y han organizado debates y lectura de poemas.