Sábado. 25.05.2019 |
El tiempo
Sábado. 25.05.2019
El tiempo

Galicia, territorio hostil para los antivacunas

Un enfermero inyecta una vacuna. EFE
Un enfermero inyecta una vacuna. EFE

La idea de Política Social de exigir la inmunización para acceder a las guarderías públicas alimenta un debate polémico

La idea de la Consellería de Política Social de exigir tener las vacunas al día para acceder a las guarderías públicas alimenta un debate candente y de máxima actualidad alrededor de la obligatoriedad de estos medicamentos.

¿Puede una Administración obligar a vacunar a los niños?
En principio, la vacunación en España es voluntaria, ya que nuestro ordenamiento no incorpora explícitamente el deber de vacunación y nadie puede ser obligado a hacerlo. Aunque también es cierto que existen casos excepcionales en los que se detecte un peligro extraordinario de salud pública en los que sí se puede aplicar esa obligación. La mayoría de esos escenarios invitan a pensar en una medida de aplicación temporal, nunca definitiva. Pero salvo en esas excepciones, prevalecerá siempre el derecho individual y a la libertad personal para decidir sobre la salud de un hijo.

¿Cuál es entonces la idea en la que medita Política Social?
La Consellería de Política Social no obliga a vacunarse a nadie; lo que hace es valorar la posibilidad de incluir la vacunación como requisito de matrícula en sus guarderías, que es muy diferente. Como la enseñanza entre los 0 y los 3 años no es obligatoria, puede exigir que los niños que quieran acceder a la red pública de escuelas infantiles A Galiña Azul tengan al día su cartilla de vacunas. De salir adelante, publicaría en marzo una resolución y ya se aplicaría la medida para el próximo curso, aunque siempre con flexiblidad.

¿Por qué adoptar una medida así y por qué justo ahora?
El objetivo es ayudar a la "concienciación" de los padres sobre la importancia de la vacunación de los niños, no solo para proteger su propia salud, sino en favor también de la salud del resto a través de la inmunización del grupo, según relatan en la consellería. El momento tampoco es casual, porque por un lado trataría de levantar en Galicia un cordón sanitario frente a la creciente moda del movimiento antivacunas. Y por otro, la propuesta llega blindada por la Justicia, ya que recientes sentencias judiciales dieron la razón a las escuelas infantiles que exigieron la vacunación como requisito de acceso, la última en enero.

¿Qué opinan los expertos de sanidad sobre la propuesta?
El doctor Federico Martinón, coordinador de la Unidade de Investigación en Vacinas del IDIS, defendió ayer en la TVG la propuesta de Política Social. "Paréceme unha boa idea, complementaria doutras, que pode ser disuasoria para aquelas persoas que non vacinan os seus fillos", que son "minoría", apuntó. Y es que Martinón recordó que los niños que van a la guardería son especialmente "vulnerables" a las infecciones.

¿Puede extenderse la medida a otros cursos o centros?
En principio resulta difícil pensar en ese escenario. Aunque el calendario de vacunación infantil en Galicia abarca hasta los 14 años, la escolarización es obligatoria a partir de los 6 años, por lo que exigir tener la cartilla al día para matricularse en los cursos que van de los 6 a los 16 años sería, de forma indirecta, obligar a vacunarse, lo que choca frontalmente con la ley en España. De ahí que la Xunta solo esté barajando por ahora su aplicación de 0 a 3 años y en su red de guarderías públicas, ya que las escuelas infantiles privadas fijan sus propias reglas cuando no tienen ningún tipo de concierto ni de acuerdo con la Administración pública. Por poner un ejemplo extremo: un centro privado puede fijar el requisito de la vacunación para matricularse como el de tener los ojos azules o el pelo rubio.

¿Cómo actúan otros gobiernos de España, Europa y el mundo?
En España ninguna comunidad dio el paso al frente que ahora estudia Galicia, aunque hay movimientos en ese sentido desde hace tiempo. Castilla y León y Extremadura, por ejemplo, exigen la cartilla de vacunación en la matrícula de la guardería, pero solo con fines informativos, como ocurre en cierto modo en Valencia, Canarias o Navarra. También Cataluña pide adjuntar ese documento para matricular a niños, en su caso incluso hasta los 12 años. De aplicar la medida el próximo curso, Galicia sería el primer territorio en imponer esta exigencia. En cuanto a Europa, el impacto creciente de enfermedades como el sarampión debido a los movimientos antivacunas propició un endurecimiento de las medidas en países como Italia o Francia, que desde 2017 y 2018 exigen la vacuna para matricularse en guarderías, como ahora medita hacer Holanda. En otros países solo exigen algunas medicinas concretas, por ejemplo. Y en Australia incluso van más allá y se contemplan cuantiosas multas para los padres que no vacunan a los hijos.

¿Cuántas vacunas obligatorias existen hoy en el calendario?
Desde los 2 meses de vida hasta los 14 años, Galicia administra gratuitamente a todos los pequeños vacunas contra más de una docena de enfermedades: difteria, tétano, tos ferina, poliomielitis, hepatitis B, enfermedad neumocócica, enfermedad meningocócica, el sarampión, la rubéola, las paperas, la varicela y virus del papiloma humano (VPH) en chicas. En el caso de los niños de guardería, menores de tres años, serían cinco vacunas distintas contra varias de estas enfermedades —ya que algunas protegen contra varias patologías como la hexavalente o la triple vírica—.

¿Cómo se comportan los gallegos con la vacunación?
Las estadísticas apuntan a que Galicia tiene un amplio porcentaje de cobertura de vacunas infantiles. Datos de la Consellería de Sanidade referidos al año que acaba de terminar apuntan a una cobertura superior al 99%, sobre todo en el caso de la primera dosis, ya que el porcentaje podría caer algo en las llamadas dosis de recuerdo. Parece, por ahora, territorio hostil para los antivacunas.

Galicia, territorio hostil para los antivacunas
Comentarios