Áxel Smyth se lleva una 'estrella' Michelin para Santiago de Compostela

El chef está a cargo de los fogones del restaurante Auga e Sal, propiedad de Alberto Ruíz-Gallardón
Fotografía de familia con los premiados con estrella Michelin tras la gala Guía Michelin España y Portugal 2022
photo_camera Fotografía de familia con los premiados con estrella Michelin. EFE

Áxel Smyth Taracido, con una carrera meteórica, ha conseguido este martes su primera estrella Michelin, con la que hace brillar el firmamento de Santiago de Compostela al convertirse en la ciudad gallega con más estrellados.

Después de estar una década formándose en las mejores escuelas y restaurantes de prestigio de toda la geografía española, la pandemia hizo a Áxel Smyth (Santiago de Compostela, 1991) querer regresar a casa y emprender un camino en solitario que, en poco más de un año, ha dado sus frutos y le ha permitido conseguir su gran sueño en el restaurante Auga e Sal, propiedad de Alberto Ruiz-Gallardón, quien comparte nombre con su padre, el exalcalde de Madrid.

Smyth ha recogido el galardón visiblemente emocionado durante la gala celebrada en Valencia y que supone la edición del reencuentro tras una pasada cita virtual a causa de la crisis sanitaria.

Este joven cocinero dice que se inició el mundo de los fogones por amor anotándose en una escuela de cocina para estar cerca de su novia de los 16 años, pero la vocación de Áxel Smyth brotó en él desde bien pequeño cuando junto a su madre, Margarita, se animaba a preparar platos caseros como "la tortilla y el pollo al limón" y cuando él mismo enseñaba a su padre, Ernesto, a conseguir el punto de un buen arroz.

Precisamente sus padres, ambos profesores de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), vieron las posibilidades de su hijo en el mundo de la cocina y lo animaron para que se formase en la materia, por lo que cursó ciclo medio y superior de cocina en Pontevedra y Santiago, respectivamente y, tras ello, culminó sus estudios en el Basque Culinary Center del País Vasco.

Con todo, la pasión y el fervor por el mundo gastronómico la desarrolló en las cocinas de los que podrían ser considerados sus mentores en los fogones, Marcelo Tejedor (Casa Marcelo) y Fernando Agrasar (As Garzas), ambos con una estrella Michelin en su poder.

Tras ellos, Áxel Smyth se fogueó en diferentes restaurantes del territorio español, como José Carlos García en Málaga, Restaurante Gaytan en Madrid, Restaurante Baluarte en Soria o el Restaurante Miramar en Llançá, además de recorrer otros tantos restaurantes en Londres y Bruselas.

Tras trabajar codo con codo con referentes de los fogones, Smyth decidió emprender su carrera en solitario en el compostelano Auga e Sal con la constancia y la perseverancia como ingredientes indispensables para aderezar los platos que han conquistado al jurado de las estrellas Michelín.

La pandemia lejos de los suyos animó a Áxel Smyth a hacer las maletas para volver a casa y ponerse al frente de un restaurante que había abierto hace cinco años a las puertas del mercado de Abastos pero al que ha sabido darle un impulso hasta el punto de que solo tres meses después de que Smyth llegase a esa cocina, el Auga e Sal ya recibió su primer gran reconocimiento, un Sol Repsol, en abril de 2021.

El menú que ofrece el restaurante situado en una de las entradas de la zona vieja de Compostela está compuesto por 12 pases que varían según la estacionalidad, haciendo especial hincapié en el producto artesano y de máxima calidad, con verduras que provienen diariamente de huertos locales, pescados salvajes capturados con artes de pesca sostenibles con el medio ambiente o carnes seleccionadas de los proveedores gallegos.

A sus recién estrenados 30 años, Smyth ha cumplido así un sueño, pero para una persona que se autodefine como "inconformista" la carrera no finaliza aquí ya que, como ha contado a Efe, le gustaría seguir sumando reconocimientos y estrellas en su palmarés.