Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

El homenaje a los 80 fallecidos se eleva al cielo de Angrois

La curva de A Grandeira se convirtió, un año más, en el centro de los actos de reconocimiento de las víctimas del accidente del Alvia

Un año más, y ya van cinco, víctimas y familiares del accidente del tren Alvia han acudido en la tarde de este martes a la curva de A Grandeira, en Angrois, en el extrarradio de Santiago de Compostela, para recordar a las 80 personas fallecidas y a las más de 140 heridas que dejó el siniestro ferroviario ocurrido en la víspera del Día de Galicia.

Aunque la idea era que un globo aerostático mostrase un mensaje de grandes dimensiones, finalmente han sido pequeños globos rojos con forma de corazón los que han elevado al cielo de Angrois el homenaje a las víctimas.

La plataforma que engloba a víctimas y familiares de aquella tragedia ha vuelto a llevar este año sus reclamaciones de "verdad y justicia" al barrio compostelano zona cero del siniestro, junto a las vías donde tuvo lugar el descarrilamiento. 

La intención era alzar las reclamaciones de "verdad y justicia" a la lona de un globo aerostático, a varios metros de altura, al otro lado de la línea, pero las condiciones meteorológicas (con rachas de viento) ha impedido levantarlo.

"GALICIA NO OLVIDA". Así las cosas, en un sentido acto después de la misa en la colegiata de Sar, las víctimas, que aspiran a que los responsables penales paguen por un siniestro que "se podría haber evitado" y exigen además que se depuren responsabilidades políticas, han avisado: "La lucha sigue". 

Con el lema de "Galicia no olvida", el homenaje en Angrois ha estado amenizado un año más por cinco canciones, dedicadas todas ellas a las personas que, aunque ausentes, están "muy presentes". 

Los vecinos de Angrois pidieron a las víctimas que no se dejen dividir: "Vuestro tesón es lo más grande que tenéis"

En nombre de la asociación de vecinos, Martín Rozas ha apuntado a sentimientos como "frustración, dolor y pérdida" de seres queridos después de que el 24 de julio de 2013 la tragedia dejase una "cicatriz que sigue abierta", según ha denunciado, por la "deslealtad" y la "hipocresía" de los gobernantes. "No escuchan, no ven, no hablan e incluso no sienten ni padecen", ha criticado, achacando al poder "mentiras, vergüenzas y corruptelas" que ha contrapuesto con el "referente de la honestidad" que identifica en las víctimas. "No os dejéis dividir. Vuestro tesón es lo más grande que tenéis. Fuerza salud y adelante", ha animado. 

Por su parte, Esperanza Fernández, que perdió a su padre y a su cuñada, ha rechazado utilizar eufemismos para describir la situación de los afectados. Sobre una realidad "que no se puede cambiar", ha relatado cómo afrontó el paso de estos cinco años, "que se dice pronto", con "recuerdos" que te hacen revivir "aquellos momentos". 

Al respecto, después de un "primer año de negación y rehabilitación", ha llamado la atención sobre que no están ni "sordos ni ciegos" y, frente a "actos institucionales adaptados" a los "intereses" de quienes los "fabricaron", ha reivindicado su lucha. "Alzamos la voz y nos hicimos fuertes, para conocer la verdad", ha proclamado.

Las víctimas han recordado a los fallecidos y han reinvindicado su lucha, que "sirve y sigue"

De este modo, ha recordado que Europa les ha dado "la razón" y ha abogado por seguir adelante, por los 80 fallecidos y pese a que sea un "camino duro, difícil y lleno de piedras". En la misma línea, Gemma Bernardo, también de la plataforma, ha hecho hincapié en que "la lucha sirve y la lucha sigue". 

Ya pasadas las 20.00 horas ha sido el momento de la ofrenda floral, con 81 rosas blancas —las víctimas contabilizan 81 muertos— que han sido colocadas a los pies de un crucero, justo minutos antes de la hora en la que hace ahora cinco años tuvo lugar el siniestro.

EL PSDEG TRASLADA SU APOYO. Por otra parte, el PSdeG, que este martes no estuvo en los actos reivindicativos de las víctimas que se desarrollaron por la mañana en Compostela —a diferencia de 2017, cuando sí hubo presencia de esta formación—, ha trasladado su apoyo a las víctimas. 

A través de un breve comunicado de prensa puesto en boca de su secretario general, Gonzalo Caballero, los socialistas muestran su "respaldo" para que "las investigaciones abiertas permitan esclarecer totalmente lo ocurrido". 

El PSOE votó inicialmente en contra de la comisión de investigación en el Congreso, pero su cambio de posición con la llegada de Pedro Sánchez permitió que este órgano saliese adelante. En Galicia, los socialistas siempre se abstuvieron alegando que la comunidad no tiene competencias para investigar y que el lugar indicado para ello eran las Cortes. 

El homenaje a los 80 fallecidos se eleva al cielo de Angrois