PERFIL

La inesperada marcha de Valeriano

El conselleiro de Facenda, fallecido este miércoles de forma repentina, era el hombre al que recurría Feijóo cuando quería estar informado de la "letra pequeña" ► La amistad entre ambos, que entraron en San Caetano a la vez como interinos, se empezó a forjar hace casi cuatro décadas
Valeriano Martínez. RAFA FARIÑA
photo_camera Valeriano Martínez. RAFA FARIÑA

El fallecido Valeriano Martínez, Tito en su círculo íntimo, era un intocable, uno de los hombres de confianza del presidente, Alberto Núñez Feijóo, al que, por su escaso gusto por la notoriedad, le costó convencer para que aceptase el puesto de responsable de Facenda. Con todo, lo consiguió. Y trabajando en su despacho perdió la vida este miércoles tras una repentina, e inesperada, parada cardiorrespiratoria. Los servicios de emergencia nada pudieron hacer para salvar su vida. 

El responsable de Facenda, de los presupuestos que pronto deben presentarse, era cangués, natural de Aldán, una de las pocas poblaciones de tan reducido tamaño con una ría propia. Por esa villa marinera, que conserva una arquitectura popular que ha sobrevivido al paso del tiempo, no era raro verlo pasear. Como uno más. Con todo, su vivienda está en el cercano Bueu, cuna de su mujer. 

Valeriano deja un hijo, que se encuentra trabajando en Escandinavia, y al que este miércoles han tenido que comunicar la desafortunada noticia. 

Alberto Núñez Feijóo y Valeriano Martínez entraron por la puerta de San Caetano a la vez, como interinos. Su amistad se empezó a forjar, por tanto, hace mucho tiempo, casi cuatro décadas atrás. No en vano, este licenciado en Económicas y Empresariales por la Universidad de Santiago (USC) era funcionario del cuerpo superior de la Xunta desde 1985. Aprobó las oposiciones, que preparó con tesón, al primer intento. 

Ver más: La política gallega despide al conselleiro

En los gobiernos del desaparecido Manuel Fraga ostentó el puesto de director xeral de Recursos Humanos del Sergas. Cuando Feijóo ganó las elecciones en 2009, pasó a hacerse cargo de la secretaría xeral de la Presidencia y desempeñó esta responsabilidad hasta 2015, tras dar el 'sí' que su compañero esperaba. Al frente de Facenda sustituyó a Elena Muñoz, que dejó esa encomienda para ser candidata del PP a la alcaldía de Vigo. 

Presentaba Valeriano Martínez las cuentas anuales en la Cámara. Alguna vez compareció tras la reunión semanal del Consello. Y era notoriamente feliz al hablar de las bajadas de impuestos

Si Feijóo quería estar informado de la "letra pequeña" de algo, recurría, como él mismo ha reconocido públicamente, a este hombre con fama de riguroso, discreto y recto. La confianza que se tenían ambos era personal y profesional. 

Feijóo había destacado en su toma de posesión, hace seis años, su honestidad, profesionalidad y transparencia. "Donde algunos ven únicamente porcentajes y cifras, él verá un único objetivo: seguir haciendo de Galicia un lugar mejor para los gallegos", dijo entonces el jefe del Ejecutivo gallego. 

"Sentimos profundamente comunicar que el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, acaba de fallecer en su despacho después de una parada cardiorrespiratoria. El mayor de los abrazos a todos los seres queridos de un trabajador público que siempre ha estado al servicio del pueblo de Galicia". Este fue el mensaje trasladado vía Twitter por el Gobierno autonómico en un día de luto para la política gallega.

Comentarios