lunes. 13.07.2020 |
El tiempo
lunes. 13.07.2020
El tiempo

La Audiencia archiva la denuncia del alcalde de Dozón contra el BNG

El regidor popular reclamaba al portavoz nacionalista 50.000 euros por injurias y calumnias

Las siempre tensas relaciones entre el alcalde de Dozón, el ‘popular’ Adolfo Campos, y el BNG ofrecieron este miércoles un nuevo y relevante capítulo con un final feliz para el Bloque y una clara insatisfacción para el demandante, el regidor que lleva más de dos décadas al frente de la Administración Local y que, durante años, protagonizó una novelesca historia, con mucho juzgado de por medio, con la que había sido candidata nacionalista y funcionaria municipal, Ana Lois. Aquello finalizó en el reconocimiento por parte de un juez de la pensión por incapacidad total de Lois, derivada del acoso a la que la sometió el alcalde. Lois se jubiló y acabó renegando del BNG y de la central sindical CIG y Adolfo Campos continúa como alcalde con mayoría absoluta (la Corporación la componen 7 concejales del PP y 2 del Bloque).

Campos había demandado al edil del Bloque por decir: ''Non é positivo (...) que un alcalde intente estafar a Seguridade Social''

El prólogo de esta segunda parte de la ‘política novela’, que, por otra parte, nada tiene que ver con la primera, se remonta al día 24 de septiembre del año 2014. En esa jornada salió publicada en prensa la valoración que realizó el portavoz del grupo municipal del BNG, Benxamín García Lorenzo, (que lo sigue siendo), respecto a la noticia de que una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) obligaba a Campos a devolver a la Seguridad Social todo lo cobrado indebidamente de la tesorería de la entidad entre los años 2007 y 2011. La cantidad que tuvo que reintegrar el mandatario rondó los 50.000 euros. Y es que la Seguridad Social había retirado ya previamente la pensión al empresario y regidor porque descubrió que este cobraba de las arcas del Estado y, al mismo tiempo, percibía una nómina (a tiempo parcial) por su dedicación a este pequeño concello dezano, limítrofe con la provincia de Ourense.

El portavoz del BNG valoró entonces la setencia de los 50.000 euros que tenía que devolver el alcalde afirmando que: ''Non é positivo para ninguén que un alcalde intente estafar a Seguridade Social''. Estas declaraciones motivaron que el mandatario presentase una primera demanda contra el edil del BNG, por supuestas injurias y calumnias, en el Juzgado de Primera Instancia de Instrucción número 1 de Lalín. En esa denuncia, Adolfo Campos Panadeiros solicitaba que Benxamín García le pagase una indemnización de 50.000 euros, prácticamente la misma cantidad que el TSXG le obligó a él a devolver a la Seguridad Social.

Lo que ocurrió fue que no llegó a celebrarse juicio alguno porque la magistrada de dicho juzgado lalinense consideró que tales declaraciones del portavoz del BNG no constituían ningún delito. De esta forma, la causa quedó archivada en la fase de instrucción.

FIRMEZA. Insatisfecho con la resolución judicial dictada en primera instancia, el alcalde presentó un recurso ante la Audiencia de Pontevedra. La sentencia correspondiente a dicho recurso es la que se conoció el miércoles. La resolución judicial del tribunal provincial refrenda totalmente la dictada por el Juzgado de Lalín. Archiva la causa y señala que, tal y como dictó el juzgado de Lalín, ''no se aprecia delito de injurias ni calumnias''.


En esta ocasión, el alcalde lo tendrá más difícil para intentar revocar la decisión. El nuevo fallo judicial es firme y contra el que no cabe ningún recurso ordinario. Campos tendría que presentar uno por vía extraordinaria.

La Audiencia archiva la denuncia del alcalde de Dozón contra el BNG
Comentarios