domingo. 12.07.2020 |
El tiempo
domingo. 12.07.2020
El tiempo

La oposición viguesa lamenta la "cultura del marrullismo" en los plenos municipales

El botellón o la reforma de Balaídos fueron temas a debate en la última sesión

El grupo municipal del PP en el Concello de Vigo ha censurado este martes el "cinismo" y las "faltas de respeto" hacía la oposición de las que hace gala el gobierno local durante los plenos municipales, mientras que la Marea se ha quejado de "la cultura del marrullismo" que se ha instalado en las reuniones plenarias.

El concejal popular Miguel Fidalgo ha comparecido esta mañana en una rueda de prensa para realizar una valoración del pleno celebrado este lunes, donde el gobierno local rechazó una moción que, a propuesta del PP, solicitaba la declaración de zona protegida para la Plaza de Compostela, con el objetivo de evitar que se realicen botellones allí.

Fidalgo no entiende cómo es "posible" que un ejecutivo municipal rechace una propuesta de este tipo mientras el alcalde, el socialista Abel Caballero, anuncia que estará "vigilante para evitar las consecuencias" de estas reuniones en la calle para consumir alcohol, sobre todo en los menores.

"¿Cuál es la forma de estar vigilante?", se ha preguntado el edil, que ha solicitado la aplicación de la ordenanza reguladora de convivencia ciudadana y ocio aprobada en el año 2009 y que no se le eche la culpa "a los padres, que también tienen responsabilidad, pero es el Ayuntamiento el que puede acabar con el botellón", ha dicho.

En esta línea, ha adelantado que su grupo solicitará información sobre el número de sanciones que se han aplicado al amparo de la mencionada ordenanza ya que "no se puede permitir que los jóvenes estén emborrachándose en las calles".

Fidalgo también ha hablado de las "acusaciones veladas" vertidas en el pleno por el socialista David Regades en relación a las obras de reforma del estadio de Balaídos y, en este sentido, ha insistido en que el alcalde "no ha hecho más que mentir" desde el inicio de las obras.

Ha recordado que las previsiones que se manejaban apuntaban a que el nuevo estadio estaría listo en 2017 cuando, en estos momentos, "la única grada que está en obras es Tribuna y lleva tres meses de retraso y tres millones de euros de sobrecoste", además de presentar "incomodidades" para el público.

Por su parte, el portavoz de la Marea de Vigo, Rubén Pérez, también en una rueda de prensa, ha censurado que el gobierno local rechazase la apertura de una comisión de investigación sobre el auditorio "Mar de Vigo", algo que a su juicio "pone en evidencia el oscurantismo y la falta de control sobre las concesionarias".

Se ha quejado de "la cultura del marrullismo" e incluso de "intervenciones en tono machista" de los concejales socialistas hacia la portavoz del PP, Elena Muñoz, algo que, en su opinión, "tiene que desaparecer", al igual que las ausencias del alcalde durante la discusión de "mociones incómodas".

Junto a él, la concejala de la Marea Margarida López, ha explicado que su grupo también registró mociones relacionadas con el transporte nocturno al hospital Álvaro Cunqueiro y con la creación de una brigada de limpieza e intervención de elementos arqueológicos.

La oposición viguesa lamenta la "cultura del marrullismo" en los...
Comentarios