La Policía científica y los peritos buscan la causa del incendio de un almacén

Agentes de la Policía científica de Lugo y A Coruña volverán a revisar hoy el almacén que el pasado jueves quedó reducido a cenizas como consecuencia de un incendio que obligó a los servicios de emergencias a desalojar temporalmente tres edificios de viviendas en la avenida de A Coruña, en la capital lucense.

Fuentes de los Bomberos de Lugo informaron a EFE de que también están investigando las causas de este incendio varios peritos especializados, de Logroño, Zamora y A Coruña, enviados por las compañías aseguradoras, que previsiblemente tendrán que hacer frente a indemnizaciones millonarias.

En todo caso, al menos de momento, los investigadores todavía no han encontrado indicios que expliquen las causas del fuego, por lo que es posible que tengan que esperar a los trabajos de desescombro del almacén incendiado para completar sus pesquisas.

Con respecto a los inquilinos del inmueble 165 de la avenida da Coruña, en cuya planta baja estaba ubicado el citado almacén, ninguna de las diez familias desalojadas -en total 23 personas- ha podido regresar todavía a sus casas, que están cubiertas de hollín como consecuencia del humo y de las propias las llamas, que se elevaron hasta catorce metros el día del incendio.

De hecho, una de esas familias no podrá regresar a su casa hasta que se realicen obras de consolidación en la estructura del edificio, dado que la placa del primero izquierda cedió entre tres y cuatro centímetros como consecuencia de las elevadas temperaturas y amenaza con derrumbarse.

Los demás inquilinos tampoco pueden volver a sus domicilios, porque las viviendas están inhabitables, pero algunos ya han contratado los servicios de empresas especializadas para realizar labores de limpieza y eliminar la contaminación.

Con respecto al incendio que arrasó dos locales de copas el pasado lunes de madrugada, los bomberos de la ciudad tuvieron que actuar de nuevo ayer por la tarde, dado que volvía a salir humo de las vigas de uno de los establecimientos quemados.

Los bomberos realizarán otra inspección hoy y proseguirán las investigaciones para determinar con exactitud la causa del incendio, en este caso por parte de la Policía Judicial de Lugo, que pudo comenzar en una pantalla de televisión o como consecuencia de un problema eléctrico, según las primeras hipótesis.