viernes. 15.11.2019 |
El tiempo
viernes. 15.11.2019
El tiempo

Policías de medio mundo buscan a seis narcos gallegos en fuga

Arriba, y de izquierda a derecha: 'Saro', Toledano, Martí y Varela; abajo, Irajo y Cencerrado
Arriba, y de izquierda a derecha: 'Saro', Toledano, Martí y Varela; abajo, Irajo y Cencerrado
'Saro', Martí, Irajo, Cencerrado, Varela y Toledano pusieron tierra de por medio cuando tenían que rendir cuentas ►Los cinco primeros huyeron tras conocer sus sentencias; el sexto se escabulló minutos antes de ser detenido

Que los narcos gallegos son escurridizos es vox populi desde los años 80, cuando alcanzaron la fama los primeros lancheros que ponían mar de por medio entre ellos y las autoridades entre las bateas de la ría de Arousa. Treinta años después ya no se ven aquellas peligrosas persecuciones. Los capos, sin embargo, tienen otras armas para dar esquinazo a la acción de la Justicia en el último momento. Este periódico ha podido saber que al menos seis grandes narcotraficantes gallegos o con intereses en Galicia se han dado a la fuga en los últimos tiempos y están siendo buscados por policías de medio mundo: Tania Varela, expareja de David Pérez Lago (hijastro de Laureano Oubiña) lleva desaparecida desde la pasada década, cuando conoció su primera condena por narcotráfico; Alfredo Martí, especialista en la introducción de cocaína a través del Puerto de Marín, huyó hace un año y medio, cuando supo que debía pasar 13 años entre rejas; Joaquín Irajo, con varios antecedentes, se sentó en el banquillo de la Audiencia en 2014 para probar suerte, pero nadie sabe nada de él en la actualidad; Rubén Núñez Cencerrado, valenciano que residía regularmente en Arousa, se desvaneció hace pocos meses tras saber los términos de su condena, lo mismo que Baltasar Vidal Durán, Saro, uno de los lancheros más famosos de todos los tiempos, a quien la Justicia perdió la pista hace escasas semanas.

Todos ellos (el caso de Lorenzo Toledano, el sexto de la lista, es diferente) se aprovecharon de su situación de libertad provisional para poner tierra de por medio en vista del futuro que les esperaba: una larga estancia en prisión.

Saro. 33 años de cárcel

Baltasar Vidal Durán, 'Saro', no necesita presentación en las Rías Baixas. Conocido por su habilidad a la hora de recoger grandes alijos de cocaína en altamar e introducirlos en las costas por los enclaves más recónditos, huyó de la Justicia tras conocer que el Supremo otorgaba firmeza a dos grandes condenas que debería cumplir: 22 años por su implicación en la operación Tabaiba (la mayor redada contra los lancheros jamás efectuada en Pontevedra) y once más por intentar recoger en altamar el alijo del pesquero Ratonero y, tras ser descubierto, huir a la próxima Madeira, donde fue apresado horas después.

Martí. 13 años de cárcel

Otro narcotraficante afincado en Cambados era pieza clave en la introducción de cocaína a través del Puerto de Marín. Lideraba un entramado criminal desarticulado por los agentes del ECO Galicia (unidad de élite de la Guardia Civil de Pontevedra) tras una espectacular persecución que acabó en el barrio de Monte Porreiro, donde residía uno de sus secuaces. Tras el juicio celebrado en Pontevedra en 2014 (en el que quedó acreditada su participación en los hechos) fue condenado a 13 años de prisión. Martí aprovechó para huir cuando debía ingresar en prisión.

Irajo. 6 años de cárcel

Sobradamente conocido por las autoridades policiales (en especial por la Guardia Civil), Joaquín Irajo Redondo mantenía vínculos con numerosas personas relacionadas con el tráfico de drogas en Pontevedra y O Salnés. Afincado en Vilanova pero con gran movilidad por el resto de la provincia, estaba considerado uno de los principales clientes del poblado chabolista de O Vao. Juzgado en 2014 en la Audiencia de Pontevedra, resultó condenado a una pena de seis años de cárcel que decidió no cumplir. Optó por fugarse.

Varela. 7 años de cárcel

La letrada cambadesa saltó a la fama por su relación sentimental con el hijastro de Laureano Oubiña, David Pérez Lago. En 2006 participó en la introducción de dos toneladas de cocaína por la Costa da Morte, por lo que resultó condenada a siete años de prisión. Más tarde se le relacionó con Alfonso Díaz Moñux, un conocido letrado que fue asesinado por unos sicarios a las puertas de su casa en las afueras de Madrid. Tania Varela tiene una segunda causa pendiente, en este caso por blanqueo de capitales procedentes del tráfico de drogas, por la que ya fue condenado David Pérez Lago en la Audiencia Provincial de Pontevedra. Las autoridades le perdieron la pista hace ya algunos años cuando debía ingresar en prisión.

Toledano. Sin pena

En agosto de 2015, el Greco de la Policía Nacional llevó a cabo un amplio operativo que se cerró con 14 detenidos en relación con una red internacional de narcotraficantes presuntamente dirigida por los históricos Francisco Javier Fernández Pomares, 'Peque', y por el cambadés de Tragove Lorenzo Toledano. Ambos intentaron introducir más de 500 kilos de cocaína, según los investigadores, aunque también se dedicaban al tráfico de hachís. Toledano, conocido por sus andanzas en el mundillo narco de la ría de Arousa desde principios de los 90, consiguió eludir el cerco establecido por las autoridades policiales durante el mes de agosto. Desde entonces continúa fugado y con una orden internacional de búsqueda.

La Fiscalía Antidroga y la Audiencia de Pontevedra han contactado con Europol e Interpol para dar con cada uno de ellos

Policías de medio mundo buscan a seis narcos gallegos en fuga
Comentarios