Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

La Valedora do Pobo reivindica la colaboración entre instituciones

Milagros Otero
Milagros Otero
Milagros Otero comparece en el Parlamento de Galicia y recibe los reproches de la oposición por "favorecer" al PPdeG

La Valedora do Pobo, Milagros Otero, ha comparecido este martes ante el Pleno del Parlamento de Galicia para presentar el informe de la actividad de la institución del año 2016, y ha aprovechado para reivindicar la "colaboración entre instituciones" para no entorpecer la defensa de los derechos de los ciudadanos. Otero ha afirmado que el órgano que ella encabeza "no caerá" en descalificaciones hacia otras instituciones, como preludio a un debate en el que, poco después, el portavoz de En Marea, Luis Villares, ha pedido su dimisión por considerar que no cumple sus funciones, sino que favorece la acción de gobierno del PPdeG desde su cargo.

Previamente, la Valedora había comentado de forma detallada el informe de actividad, en el que se recogen las hasta 64.937 quejas presentadas durante 2016, un 65% más que en el anterior derivado -ha explicado- de "algunas quejas colectivas", como las presentadas por el uso del hospital Meixoeiro de Vigo o por el traslado de los trabajadores de los servicios de emergencias del 112 y del 061. De todos modos, Otero ha advertido de que este aumento en el número de quejas registradas demuestra la mayor confianza de los ciudadanos en la institución, a la que ven como una "institución eficaz y necesaria".

Por áreas, los asuntos de mayor preocupación para los gallegos son, en base al volumen de escritos presentados: sanidad, empleo, educación y actividad de las corporaciones locales; aspectos que acaparan la mayoría de solicitudes. Otero ha destacado que aquellas vinculadas con abusos sobre los derechos de colectivos especialmente vulnerables, como los menores, las personas LGTBI, los discapacitados o los afectados por violencia de género, merecen una atención especial, puesto que les es "más difícil" -ha asegurado- defenderse de los que ha definido como "depredadores de derechos".

La Valedora ha subrayado también lo que considera logros de su institución y que son motivo de "satisfacción" para todo su equipo, como la puesta en marcha de la Comisión de Transparencia de Galicia, que, desde su puesta en marcha en mayo de 2016 tras la aprobación de una nueva norma autonómica, ha atendido ya 92 recursos, de los que ha resuelto 57 por el momento. Otero ha incluido en la lista de méritos de la Valedoría el impulso del conocimiento de la institución a través de visitas a ayuntamientos, o la defensa de los derechos lingüísticos en Galicia.

Todo este relato no ha sido del agrado de una oposición que, en el caso del ya mencionado Luis Villares, ha salido al estrado del Legislativo gallego para pedir la destitución de una Valedora que no cumple su cometido de "control democrático del poder ejercido", fundamental -ha precisado- para "una democracia avanzada". "Parece que se minusvaloran aquellas (quejas) que tienen carácter colectivo", ha criticado el portavoz de En Marea, que ha insistido en que estas tienen una causa política "bien clara" sobre la que la Valedora debe poner el foco.

Este discurso ha provocado la réplica inmediata de la portavoz del PPdeG, Paula Prado, que ha intervenido a continuación para afearle a Villares el haber rebajado el nivel del debate "con la pataleta y el berrinche de los niños pequeños" hasta un punto impropio de una persona de su rango como juez, y a quien ha llegado a calificar como "cartero de (Martiño) Noriega", por su ardua defensa de la labor del Ayuntamiento de Santiago en relación al problema de los 'sin techo'.

Raúl Fernández, diputado del PSdeG, ha compartido el especial empeño de la Valedora para con los colectivos vulnerables, pero ha instado además a que los problemas es mejor que se resuelvan "en primera instancia" con la propia Administración competente sin tener que recurrir a quejas. De la misma manera, ha lamentado que tan solo el 0,1% de las críticas provengan del medio rural, lo que demuestra, a su modo de ver, el escaso arraigo de esta institución fuera del entorno urbano.

El representante del BNG, Xosé Luis Rivas Mini, ha coincidido con buena medida con el portavoz de En Marea, Luis Villares, en denunciar que la Valedora "no puede" tapar los agujeros de "acciones de gobierno premeditadas" por "omisión" de su impacto en determinados aspectos, como la pobreza energética, la situación del medio rural o el aumento de la desigualdad.

La Valedora do Pobo reivindica la colaboración entre instituciones
Comentarios