La llegada de la borrasca Betty pondrá fin este viernes a la ola de calor

Durante los próximos días, los termómetros descenderán en Pontevedra hasta los 14 grados y no sobrepasarán los 26

Un perro refrescándose este miércoles en la Glorieta de Compostela para combatir el calor. ANXO LORENZO
photo_camera Un perro refrescándose este miércoles en la Glorieta de Compostela para combatir el calor. ANXO LORENZO

Frente a las sofocantes temperaturas de estos días incluso en la cornisa cantábrica, la ola de calor acabará este viernes con la llegada de un frente atlántico asociado a la borrasca Betty y un descenso notable de los valores en Galicia, alto Ebro y Cantábrico, que en su parte oriental tendrá una caída extraordinaria.

Pese a los efectos que tendrá sobre esas zonas la influencia de la borrasca, que ha sacudido previamente con fuertes lluvias a Irlanda y parte del Reino Unido, las temperaturas en España persistirán significativamente altas todavía en la mitad sur peninsular, nordeste y archipiélagos, según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En el cantábrico oriental el descenso térmico previsto será muy acusado; frente a temperaturas estos días por encima de los 40 grados en amplias zonas del norte de España, y especialmente el País Vasco, con valores incluso de 42 grados, las predicciones para el viernes situarán muy por debajo de esos niveles las máximas. Así, está previsto que los termómetros se eleven en localidades del norte de la península hasta los 25 y 24 grados. En Pontevedra, la mínima durante la jornada se situará en 18 grados, mientras que la máxima estará en 26º.

Temperaturas previstas para este viernes en las ciudades gallegas
Temperaturas previstas para este viernes en las ciudades gallegas

El acusado descenso térmico en esas zonas de la península continuará el fin de semana, con probables chubascos y tormentas fuertes el sábado en Cataluña y el resto del Pirineo, sin descartarse en la Comunidad Valenciana y sur de la Ibérica.

Sin embargo, todavía se prevé alcanzar los 34-36 grados en la mitad sur, nordeste y archipiélagos, incluso los 38-40 en el Guadalquivir; las mínimas no bajarán de 24-26 en el área mediterránea.

El sábado continuará el descenso término en el norte y las temperaturas bajarán de forma notable en amplias zonas de la mitad noroeste peninsular; sin embargo, seguirán siendo significativamente altas todavía en los tercios sur y sureste peninsular, así como en ambos archipiélagos.

En dicha jornada del fin de semana las temperaturas máximas en ciudades vascas como Bilbao y San Sebastián serán todavía más bajas que el día previo, con niveles de 21 y 22 grados, respectivamente.

Asimismo en Galicia bajarán mucho los termómetros en los próximos días. De esta manera, en Pontevedra la mínima el sábado rondará los 14 grados, quedándose la máxima en 24º.

Sin embargo, pese a la situación en el norte del país, se podrán superar todavía ese día los 35 grados en los tercios sur y sureste peninsular, Mallorca y zonas de Canarias, incluso los 40 en el Guadalquivir.