Voto emigrante: Jarro de agua fría al PSdeG

voto_efe_DENTRO.jpg

Ratificando su instrucción del pasado 20 de enero, la Junta Electoral Central ha resuelto este jueves mantener la integridad de la instrucción de exigir fotocopia de DNI y pasaporte a los emigrantes que quieran votar.

El ente ha concluído que "las papeletas de votos de los residentes ausentes que no vengan acompañadas de los documentos de identificación previstos en la instrucción 1/2009 (la del 20 de enero) no garantizan el ejercicio personal del derecho de sufragio activo".

Así, dictamina que las juntas electorales provinciales, en el trámite de escrutinio, no computarán los votos de electores residentes ausentes que no vengan acompañados de la fotocopia del DNI o del pasaporte, o de certificación de nacionalidad de la autoridad consular, y los conservarán a efectos de posibles reclamaciones o recursos posteriores".

La JEC subraya que el voto "se ejerce personalmente" y que la comprobación de la identidad personal es "consustancial al ejercicio de derecho del sufragio activo". No sólo eso, sino que señalan que las "circunstancias singulares" del voto emigrante imponen "con mayor razón" la acreditación de la identidad personal.

Desajustes 'inevitables' entre el censo y la realidad
En este sentido, el acuerdo hace alusión a que el Censo de Residentes Ausentes (CERA) tropieza con "obvias dificultades de actualización" y recuerda que se han producido "desajustes inevitables entre el censo y la realidad".

Además, la Junta Electoral Central sostiene que la inclusión del DNI o pasaporte (o certificación consular de nacionalidad), en contra de lo que dice el escrito del PSOE, no impone "una carga desproporcionada" a los ciudadanos inscritos en el CERA. En datos estatales, además, recuerdan que los emigrantes de los que no consta el dato del DNI es de 217.984 de un total de 1.237.893.

En el acuerdo, la JEC aclara que la instrucción entrará en vigor con los comicios gallegos y vascos y que no tiene efecto retroactivo. Señala que la petición de aclaración del PSOE es genérica y niega la posibilidad de usar otro tipo de documentos de identificación como los emitidos por los países de residencia del votante ausente. En este sentido, defienden que no habría tiempo ni seguridad para la comprobación.

El BNG, satisfecho...
Ante esta decisión, el director de campaña del BNG, Alberte Ansede, mostró la satisfacción de la formación nacionalista por el acuerdo, calificando de "muy positiva" la resolución. Además de felicitarse por la postura ratificada por la JEC, ha recordado que "en su día calificamos esta instrucción de positiva, puesto que supone un paso adelante en la dirección de incrementar las garantías del voto emigrante".

El también secretario de Organización del BNG ha celebrado que la JEC no hubiese acusado la "presión política ejercida por el PSOE que, mismo por boca de su vicesecretario general, José Blanco, llegó a esgrimir la amenaza de presentar un recurso ante el Tribunal Supremo".

A este respecto, Ansede ha recalcado que "la sociedad gallega no entendería que un partido pudiese recurrir ante el Supremo una norma que simplemente pretende garantizar que personas que no tienen la documentación en regla no puedan votar".

Con todo, desde el BNG han aprovechado para recordar que las plenas garantías del voto emigrante llegarán sólo cuando los residentes ausentes sigan el mismo procedimiento que rige para los ciudadanos del país, es decir, el voto en urna.

... Y el PP, también
Por su parte, el PPdeG ha mostrado también su satisfacción por la decisión de la JEC, señalando que quedan así desmontados "los endebles argumentos del recurso encubierto presentado por los socialistas y con el que pretendían que los emigrantes siguieran ejerciendo su derecho al voto sin unas mínimas garantías democráticas".

Para el diputado popular Celso Delgado, se trata en primer lugar de un triunfo de la democracia y también de un triunfo del PP. "En el seno de la Subcomisión del Congreso que está trabajando para la reforma de la LOREG incidiremos para que los emigrantes puedan ejercer su derecho al voto en idénticas condiciones a los españoles que residen en nuestro país", añadió.

El diputado del PP asegura que esta decisión supone un "duro varapalo" para el presidente Touriño y el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, "que han intentado, por todos los medios, boicotear esta medida".

Finalmente, Celso Delgado confía en que ésta vez los socialistas "acaten de verdad, y no con la boca pequeña", la decisión de la JEC. Sobre la importancia del voto emigrante en Galicia, recordó que alcanza la cifra de 334.134 votantes, el 27% del censo de emigrantes estatal.