lunes. 24.01.2022 |
El tiempo
lunes. 24.01.2022
El tiempo

Los colectivos antidroga advierten a Oubiña de que se mantendrán vigilantes

No confían en el arrepentimiento del narco y tienen claro que "nunca es una buena noticia que un capo vuelva a las calles", pero entienden su puesta en libertad porque "es la ley"

Colectivos como la Fundación Galega contra el Narcotráfico (FGCN) y la Fundación Érguete se muestran reticentes a creer en el arrepentimiento del narcotraficante Laureano Oubiña y, si bien aceptan su puesta en libertad, avisan de que se mantendrán en alerta. "Nunca es una buena noticia que un capo vuelva a las calles", afirmó al respecto el gerente de la primera de esas entidades, Fernando Alonso. "Aunque no nos guste, es la ley, y entendemos que las leyes son, o deben ser, iguales para todos, incluso para los que durante mucho tiempo se han burlado de ellas, como es el caso", añadió.

Alonso advierte que el colectivo antidroga estará muy alerta para que no haya ningún problema con esta puesta libertad, "y muy vigilante para que no suceda como en otros casos en los que se ha visto a capos de la droga que cuando salen de la cárcel alardean de un nivel de vida absolutamente injustificable". Respecto al hecho de que Laureano Oubiña vaya ahora a trabajar en un centro de reinserción de extoxicómanos, la Fundación Galega contra el Narcotráfico considera "que se trata de una labor de cosmética y de maquillaje para tratar de minimizar el impacto de su puesta en libertad".

Creen que el trabajo que hará el narcotraficante en un centro de reinserción de extoxicómanos es "una labor cosmética"

 

En opinión de Fernando Alonso lo que se consigue es precisamente todo lo contrario, "provocar" y "hacer daño" a las víctimas. "Nunca ha sido buena idea poner al zorro al cuidado de las gallinas", sentencia el gerente de la FGCN. "No sabemos en qué puede ayudar a un exadicto el que le atienda un narcotraficante. Esperemos que no haga daño a quienes ahora le acogen de buena fe", agrega.

PERDÓN PÚBLICO. El gerente de la Fundación contra el Narcotráfico valora el hecho de que se impida a Laureano Oubiña volver a Galicia hasta que se haya cumplido el plazo de su condena. "No cabe duda de que su regreso causa dolor, ya que abre heridas que nunca han estado suficientemente cicatrizadas", señala.

Las declaraciones realizadas por Laureano Oubiña nada más abandonar la cárcel criticando al sistema penitenciario español ya han hecho saltar las alertas de la FGCN. "Actitudes desafiantes como las que de nuevo hemos visto califican al personaje por sí mismas", censura.

Critican las primeras declaraciones del capo fuera de la cárcel, en las que carga contra el sistema penitenciario con "actitud desafiante"



En opinión de los responsables de la fundación, para que el arrepentimiento de Laureano Oubiña sea creíble tiene que pasar por pedir perdón públicamente, por colaborar sincera y desinteresadamente con las Fuerzas de Seguridad aportando información útil en la lucha antidroga y por "pagar todas sus multas y devolviendo las inmensas fortunas que han obtenido traficando con drogas". 

Por su parte, la presidenta de la Fundación Erguete, Carmen Avendaño, señala que en lo tocante al ámbito legal de esta puesta libertad "no hay mucho que decir". "Aunque como persona nos parece deleznable, Laureano Oubiña ha cumplido bastante más del 75 por ciento de su condena, que es lo que normalmente consta para que a un preso se le conceda el tercer grado", reflexiona.

"Oubiña siempre ha sido, y lo seguirá siendo, genio y figura. Él sabrá lo que hace pero espero que no vaya de matón"



En cualquier caso, Avendaño manifiesta que, a pesar de los antecedentes del narco gallego, sigue creyendo en la reinserción. "No tengo por qué cuestionarlo. Supongo que después de 22 años detenido habrá sacado alguna lección", apostilla.

Con todo, la presidenta de Érguete advierte de que "domado no ha salido", como han puesto de manifiesto, a su juicio, sus primeras declaraciones tras abandonar la prisión.  "Oubiña siempre ha sido, y lo seguirá siendo, genio y figura. Él sabrá lo que hace pero espero que no vaya de matón", apunta Avendaño, que se muestra confiada en que la organización en la que Laureano Oubiña va a prestar labores sociales no le permita extralimitarse.

"También me gustaría, pero eso ya lo pongo en duda, que tenga la sensibilidad de ver el deterioro tanto físico como psicológico que para las personas adictas supone la droga y que se dé cuenta de que buena parte de ese deterioro lo ha provocado él", concluye.

Los colectivos antidroga advierten a Oubiña de que se mantendrán...
Comentarios