Los delegados de Tablicia tratan esta semana con la nueva dirección los futuros calendarios de la firma

Delegados del antiguo comité de empresa de Tablicia hablarán este viernes con representantes del grupo Martín, la empresa peruana que compró la fábrica de Nadela, Lugo, a finales del pasado mes de junio, para conocer el calendario y las previsiones que maneja la multinacional para reiniciar la actividad en la factoría.

En declaraciones a EFE, el presidente del comité de empresa, José Antonio Muiña, confirmó que el grupo peruano está interesado en reiniciar cuanto antes los trabajos de "mantenimiento y limpieza" en la fábrica, para preparar las instalaciones de cara a un eventual reinicio de las actividad.

Sin embargo, aclaró que los administradores concursales de Tablicia no le permitirán realizar esos trabajos hasta que se formalice la escritura de compra de la fábrica, dado que, al menos de momento, el grupo Martín sólo abonó el 10% del importe total de venta, exigido en la subasta en la que se hizo con esas instalaciones.

El mismo viernes -día 6- por la tarde, habrá una asamblea general a la que han sido convocados todos los trabajadores que forman parte de la bolsa de empleo constituida cuando Tablicia entró en proceso de liquidación, precisamente con la mirada puesta en una posible compra de la fábrica por parte de otra empresa.

Esa bolsa está formada por unos 85 trabajadores que aguardan noticias con respecto a su futuro laboral, en principio ligado a la fábrica de Nadela.

El grupo peruano Representaciones Martín se hizo finalmente con la fábrica de Tablicia por un importe de 2,5 millones de euros, en la subasta que se celebró el pasado 22 de julio en el Juzgado de lo Mercantil de Lugo, después de pujar por esas instalaciones con la empresa lucense Maderas Carronza.

Sobre la mesa había cuatro propuestas, pero en realidad, sólo esos dos grupos pujaron hasta el final por la fábrica, dado que el grupo brasileño Verde Camino, de Brasil, no se presentó, y Maderas Goiriz, Vilalba, retiró su propuesta.

El quinto postor, la empresa Recycling Metal Industry Man, cuya oferta contemplaba inicialmente el desmantelamiento de una parte de la fábrica, tampoco entró en la puja final para hacerse con la factoría.

La subasta económica comenzó en 2.150.000 euros y terminó, finalmente, en los 2,5 millones ofertados por Representaciones Martín, que en su propuesta también contemplaba, explicó Muiña, la generación de unos 110 puestos de trabajo en la fábrica de Nadela para reiniciar la producción de tablero.