Los delegados sindicales se encierran en Povisa para denunciar los retrasos en el pago

Un grupo de representantes sindicales mantiene desde este jueves un encierro en las dependencias del Hospital Povisa en Vigo para denunciar retrasos en el pago de cantidades contempladas en el convenio y ante la negativa de la dirección a negociar la reducción de jornada de las limpiadoras.

Fuentes sindicales han precisado que la intención de los delegados es mantenerse encerrados de forma ininterrumpida hasta el próximo lunes, y para el jueves han convocado una rueda de prensa para dar más detalles sobre los motivos que han llevado a tomar esta medida de presión.

Las fuentes destacan que la dirección de Povisa se niega a negociar una reducción de la jornada laboral de las trabajadoras de la limpieza tal y como le ha instado la Inspección de Trabajo, y que las ha "chantajeado" e incluso "amenazado" con aplicar un ERE de extinción si no retiran la demanda interpuesta.

Asimismo, denuncian el intento de la dirección del hospital de retirar del convenio la cláusula de revisión salarial en función del IPC.