Los empleados de Tablicia temen que el nuevo recurso de la TGSS acabe con mil puestos de trabajo

El presidente del antiguo comité de empresa de Tablicia, José Antonio Muiña, opina que el recurso que ha planteado la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) para que el nuevo propietario de la fábrica de Nadela asuma la deuda de los anteriores dueños hace peligrar "más del mil puestos de trabajo", entre empleos directos e indirectos.

Muiña confirmó que una representación de los antiguos trabajadores de Tablicia, que han formado una bolsa de empleo con la esperanza de recuperar su trabajo si otra empresa reinicia la producción en la fábrica, se reunirá mañana a partir de las once, con el director provincial de la Seguridad Social, Antonio Norés.

Un encuentro que servirá para "pedirle explicaciones" y para que se dé "cuenta de lo que están haciendo", dado que al exigirle a la multinacional peruana interesada en la adquisición de la fábrica que abone los 4,3 millones de euros que dejaron de deuda con la Seguridad Social los antiguos propietarios, puede provocar que toda la operación "se eche para atrás".

En realidad, explicó Muiña, lo que le pedirán será que medite si "les compensa lo que están haciendo", porque "de uno u otro modo no van a cobrar ni un duro".

De hecho, afirmó que, si el recurso que presentó la TGSS ante el Juzgado de lo Mercantil prospera, el Grupo Martín abortaría la operación, porque la multinacional no está dispuesta a abonar una deuda de los anteriores gestores que supera el valor de compra de la propia fábrica, fijado en 2,5 millones de euros.

Según Muiña, reiniciar la actividad en la fábrica de Tablicia generaría unos quince puestos de trabajo indirectos en el sector forestal y en empresas proveedoras por cada uno recuperado en la factoría, de forma que echar por tierra la compra de la factoría de Nadela supondría perder más de mil empleos en la provincia de Lugo.

En principio, estaba previsto que directivos de la multinacional peruana se desplazasen mañana a Lugo para cerrar la compra de la fábrica con la escritura de esas instalaciones, pero ante el recurso presentado por la TGSS, el grupo Martín ha solicitado una nueva prórroga al Juzgado de lo Mercantil.