Los gallegos beben más de lo que creen y no ven riesgo

A pesar de que uno de cada cinco realiza un consumo peligroso, el 70% piensa que es poco
Una mujer bebe una copa de vino
photo_camera Una mujer bebe una copa de vino

La sociedad científica Socidrogalcohol alerta de que la población adulta gallega "bebe más alcohol de lo que cree" y, además, no tiene conciencia de riesgo en torno al consumo de alcohol. Así, según un estudio, uno de cada cinco ciudadanos de Galicia realiza un consumo de alcohol de riesgo.

Como explica el doctor Gerardo Flórez, director de la Unidad de Alcoholismo adscrita a la Unidad de Conductas Adictivas del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (Chuo) y miembro de la junta directiva de la sociedad científica Socidrogalcohol, "el alcohol es nuestro tóxico histórico por excelencia".

"Convivimos con él desde nuestra infancia, observamos el consumo en los adultos y lo asociamos a la vida adulta. La idea social más generalizada es que los adultos beben alcohol de forma controlada, y eso es lo que debe conseguirse. Sin embargo, beber alcohol de "forma controlada implica no intoxicarse de forma llamativa, y desde luego no tiene nada que ver con el consumo de bajo riesgo que preconiza la Organización Mundial de la Salud", ha explicado.

El 61,7% de los gallegos que realizan un consumo alcohólico de riegos nunca se han preocupado de la cantidad que ingieren

Según el primer estudio Lundbeck ‘Percepción y Conocimiento del Alcoholismo en España’, realizado por Madison, Market Research, uno de cada cinco gallegos de 18 a 65 años (20,9%) realiza un consumo de alcohol considerado de riesgo.

Casi el 11% de los encuestados consume alcohol cuatro o más veces a la semana y el 12,4% afirma hacerlo de dos a tres veces semanales. A pesar de estas cifras, el 68,7% de los bebedores gallegos califica su consumo de alcohol como bajo o muy bajo y el 31,3% como moderado, según el estudio, que añade que ninguno cree que su consumo de alcohol sea alto o muy alto.

EFECTOS BENEFICIOSOS. Además, el 40,1% de los gallegos piensa que el alcohol puede tener efectos beneficiosos para la salud siempre que el consumo sea moderado, mientras que el 61,7% de la población gallega que realiza un consumo de alcohol de riesgo no se ha preocupado nunca por la cantidad de alcohol que ingiere.

El alcohol produce la muerte de uno de cada siete hombres y una de cada trece mujeres en Europa -siendo responsable del 3,6% de los fallecimientos en nuestro país, según refleja el estudio- y se relaciona con el riesgo de desarrollar más de 200 enfermedades, según el último informe de la OMS sobre la situación mundial del alcohol y la salud en 2014.

El consumo abusivo de alcohol entre la población general representa, según esta sociedad científica, un "importante reto" de salud pública que "exige la puesta en marcha de medidas urgentes, tanto por la carga de enfermedad y sufrimiento que produce como por los costes asociados que conlleva, así como por ser una de las primeras causas prevenibles de morbilidad y mortalidad", según concluye.