Los trabajadores de Preescolar na Casa protestan ante la Xunta por los recortes en las ayudas

Casi un centenar de personas protestaron este viernes ante la sede de la Xunta, en Santiago de Compostela, por los recortes que la Consellería de Traballo e Benestar efectuó en las subvenciones que concedía a Preescolar na Casa, lo que obligó al programa educativo a acometer un expediente de regulación de empleo (Ere) temporal --de 6 meses y que entró en vigor el pasado 1 de septiembre-- que afecta a 38 de los 42 trabajadores en nómina.

Bajo los lemas 'Queremos que siga Preescolar na Casa' y '35 anos nos avalan', trabajadores y algunas madres y padres que se acercaron a San Caetano con sus hijos instaron a la Administración gallega a "recuperar la financiación" para que un programa "pioneiro y esencial para tantas familias en Galicia" no se vea abocado a la desaparición.

Estaban convocados por los sindicatos CIG, CC.OO. y STEG, que le exijen a la Xunta que "reflexione" para que se pueda mantener un "servicio indispensable" que corre el riesgo de "no llegar ni a febrero".

REDUCCIÓN DE RECURSOS Y FAMILIAS
"Para este curso se reduciron las familias y los concellos atendidos como consecuencia de la caída de un cuarto de los recursos", aseguró Xosé Ferreiro, responsable comarcal de la CIG en Lugo, donde la Fundación Preescolar na Casa tiene su sede. Por su parte, Pablo Sánchez, responsable de Ensino de CC.OO. en Lugo, le exigió a la Xunta que "avale" el proyecto, "y no solo la subvención", para que este se consolide "como una apuesta de futuro".

En este sentido, la directora de Preescolar na Casa, Carmen Sanmillán, recordó que Benestar redujo la ayuda en 300.000 euros este año --pasó de 500.000 a 200.000, que aún están sin asignar--, lo que supuso un "mazazo" que obligó a presentar el ERE.

Como consecuencia de la reducción de personal --20 trabajadoras quedaron en suspensión y 18 a media jornada--, el número de familias atendidas cayó desde 3.964 el curso pasado a entre 1.500 y 1.700 en este. "PnC y la única iniciativa que fomenta la parentalidad positiva en Galicia, algo que la propia UE recomenda, y es un referente para otras comunidades e incluso a nivel internacional", aseguró la directora.

En este sentido, Sanmillán informó de que ya son varios los concellos que la han llamado para pedir que "no dejen sus familias" sin atención. Y es que, según cuenta Rocío Pillado, una de las orientadoras que está en suspensión, en la zona que ella atendía, A Costa da Morte, quedan a día de hoy 80 familias sin cobertura con respeto al anterior curso. "Le pedimos a la Xunta que recapacite para intentar recuperar un servicio tan necesario para el rural; que no se olviden de que los niños son nuestro futuro", dice la trabajadora afectada por el ERE.

Asimismo, desde el comité de empresa, que registró en la Xunta un manifiesto de los trabajadores, aseguraron que existe una campaña para "vender" que PnC es "algo residual" en favor de las escuelas públicas infantiles.

MOVILIZACIONES Y UNA ILP

Las movilizaciones de los trabajadores de Preescolar na Casa continuarán en las próximas fechas y para dentro de 15 días ya están programadas nuevas protestas en todos los centros comarcales de Galicia.

Además, los representantes sindicales informaron de que están trabajando en la redacción de una Iniciativa Lexislativa Popular (ILP) que prevén presentar en el Parlamento para que se debata a principios de 2012. Su objetivo es que la Administración estabilice el programa y que "aproveche un persoal tan cualificado" que da un servicio "indispensable".

Comentarios