Más de 131.000 conductores gallegos tienen entre once puntos y saldo cero en el carné

Pontevedra es la provincia gallega con más afectados: hasta el 8,7% ▶ La velocidad dejó más de 153.000 denuncias en 2022 en la provincia
Un control de la Guardia Civil. AEP
photo_camera Un control de la Guardia Civil. AEP

En Galicia hay 1.723.044 conductores censados, según el último balance anual de la Dirección General de Tráfico, relativo a 2022. Y 131.075 de ellos, el 7,6% del total, tiene menos de once puntos en su carné. En algunos casos, ya lo le queda ninguno.

La provincia gallega que cuenta con un mayor porcentaje de conductores con un saldo inferior a once puntos es Pontevedra, con un 8,72%, seguida de Lugo con un 7,22%. A Coruña con un 7,07% y Ourense, que cierra la clasificación de conductores con menos de once puntos, con solo el 6,46% de su censo en esa situación, abunda la agrupación de autoescuelas y centros de formación Inmovial a partir de datos obtenidos de la Secretaría General Técnica del Ministerio del Interior. 

Inmovial recuerda que hacer un curso de recuperación parcial permite al conductor afectado por la detracción de puntos en el permiso recobrar hasta seis, aunque también existe la posibilidad de no cometer infracciones en los dos años siguientes para volver a doce —el saldo inicial menos para los conductores noveles y cualquiera que obtenga de nuevo su permiso tras habérsele sido retirado, que empiezan con ocho puntos—. De igual manera, tres años sin infracciones posibilitan alcanzar catorce puntos. Con otros tres más, se logra el máximo de quince

Según explica la DGT, desde este punto de partida se pueden ir perdiendo puntos si se comete alguna infracción. Se pueden deducir dos, tres, cuatro o seis en función de la gravedad de la misma. Y si se llega a cero, se procederá a tramitar la perdida de vigencia del permiso de conducir, lo que impide, legalmente, ponerse al volante de cualquier vehículo, ya que el que los pierde es la persona, no un carné concreto. 

Las denuncias más frecuentes

Las estadísticas del ente público indican que, desde la implantación de este sistema en el año 2006, las principales infracciones que han motivado la pérdida de puntos han sido pisar el acelerador más de la cuenta, no llevar puesto el cinturón, atender el móvil al volante o pilotar bebido o drogado. 

Al respecto, en Lugo se interpusieron 106.791 denuncias en 2022 –último curso con cifras completas– después de que los radares fijos y móviles detectaran una velocidad mayor de la autorizada. Le siguen las relativas a la ITV, con 5.219 –circular con ella caducada es una infracción grave, lo que conlleva la pérdida de tres puntos–. Los positivos en alcohol aportaron otras 2.375 y, en drogas, 356. Por su parte, los agentes de Tráfico detectaron a 1.332 personas sin el cinturón de seguridad puesto y a 586 conductores distrayéndose con el móvil. Además, estar sin seguro expone a una sanción de hasta 3.000 euros y la pérdida de hasta dos puntos, un apartado en el que se tramitaron 1.601 denuncias en la provincia ese curso. 

La DGT avisa: como regla general no se pueden perder más de ocho puntos en un día, pero hay excepciones. El nivel de alcohol y drogas en el cuerpo puede ser uno de los motivos para quedarse sin todos los puntos de golpe, así como no someterse a los test que los detectan. También sobrepasar en más del 50% la velocidad permitida en la vía, conducir de forma "manifiestamente temeraria", llevar inhibidores de radares, ir en sentido contrario o hacer carreras

Y conducir con la licencia sin puntos es un delito penal que se castiga con penas de prisión de 3 a 6 meses o una multa de 12 a 24 meses o trabajos en beneficio de la comunidad entre 31 y 90 días. En Pontevedra, sorprendieron a 3.139 conductores sin licencia en 2022.

Comentarios