sábado. 25.09.2021 |
El tiempo
sábado. 25.09.2021
El tiempo

Los nietos de exiliados políticos ya pueden ser españoles

Más de medio millón de personas podrán solicitar a partir de este lunes la nacionalidad española, al entrar en vigor la instrucción del Ministerio de Justicia que reconoce este derecho a los hijos y nietos de los exiliados durante el franquismo, dando cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica.

Se calcula que sólo en Argentina sean 300.000 los que soliciten este reconocimiento. Aún así, y considerando el estrecho margen temporal, la Xunta ya ha aclarado que estos nuevos ciudadanos españoles no podrán votar en las autonómicas del 1 de marzo.

Nacionalizados ' por completo'
La medida beneficiará a tres grupos de ciudadanos: los hijos de españoles emigrados o exiliados, los nietos de los mismos y los españoles que consiguieron la nacionalidad en la reforma del año 2002.

En el caso de este último grupo, la entrada en vigor de la Ley conllevará una mejora de las características de su nacionalidad. Si bien en 2002 se les reconoció como españoles, no se les otorgó la nacionalidad de origen, por lo que no pueden trasmitirla a sus hijos.

Sin embargo, a partir de este lunes, estos 'nacionalizados a medias' podrán reclamar el mpleno disfrute de sus derechos como ciudadanos españoles, incluido el de transmiir vía herencia esta condición.

Asimismo, los hijos de españoles podrán obtener la nacionalidad de origen aunque hayan nacido en otro país, con independencia de su edad y al margen del lugar de nacimiento de los padres. Hasta ahora, la nacionalidad sólo se transmitía si el padre o la madre eran nativos de España y si los hijos eran menores de 18 años.

Además, los solicitantes no tendrán que renunciar a su nacionalidad anterior, ya que, si el otro país lo permite, será posible disponer de la doble nacionalidad.

Sólo exiliados políticos

En cuanto al polémico tema de la nacionalidad a los nietos de exiliados políticos, la Ley establece que podrán solicitarla aquellos nietos de españoles emigrados entre el 18 de julio de 1936 y la Ley de Amnistía aprobada tras el franquismo (octubre de 1977).

Según el Ministerio de Justicia, los casos se estudiarán y, ''en funcion de las circunstancias'', podrán adquirir directamente la nacionalidad de origen, siempre que acrediten su descendencia.

Para obtener estos derechos, los nietos de quienes se exiliaron entre el 18 de julio de 1936 y el 31 de diciembre de 1955 sólo tendrán que acreditar que su abuelo o abuela de origen español abandonó el país e ingresó en otro.

Por contra, los nietos de quienes se marcharon entre 1955 y la citada Ley de Amnistía tendrán que presentar además, algún certificado oficial del que se desprenda que su pariente trabajó en el país de destino para ''ayudar a los españoles que iban llegando'', explicaron fuentes gubernamentales.

Sin voto el 1 de marzo

Pese a que el censo electoral aumentará considerablemente con la entrada en vigor de esta norma, la Xunta de Galicia ya ha anunciado que es muy difícil que estos nuevos ciudadanos españoles puedan votar en los próximos comicios autonómicos del 1 de marzo.

Y es que, según explicaron fuentes del Ejecutivo gallego, a menos de 3 meses de las elecciones, no hay suficiente tiempo para cerrar todos los trámites a efectos de garantizar una participación electoral segura de este coelctivo.

Dos años
El plazo para solicitar la nacionalidad se prolongará dos años con posibilidad de una prórroga adicional, según la instrucción aprobada por el Consejo de Ministros.

Los beneficiarios podrán obtener información sobre los trámites y requisitos en las páginas web de los ministerios españoles de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trabajo e Inmigración y Justicia, así como en las representaciones consulares, donde habrá folletos informativos disponibles.

Los nietos de exiliados políticos ya pueden ser españoles
Comentarios
ç