Los nacimientos siguen en descenso en Galicia: solo 6.941 en seis meses

Son un 2% menos de los contabilizados en la primera mitad de 2021 y están un 26% por debajo de los registrados hace solo seis años ► La caída en Pontevedra fue aún mayor, de un 4,7%
Un bebé recién nacido. AEP
photo_camera Un bebé recién nacido. AEP

La caída de la natalidad parece no tocar fondo en Galicia. Las estimaciones publicadas este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (Ine) revelan que en los primeros seis meses de este año incluso se registró una cifra inferior a la ya reducida de la primera mitad de 2020, hasta el punto de que no se alcanzaron los 7.000 nacimientos. Se contabilizaron exactamente 6.941, un 2% menos que el año pasado y un 10% por debajo de los de 2019.

Con estos números se prolonga un desplome por el que se encadenan mínimos históricos desde hace varios ejercicios y por el que solo en los últimos seis la comunidad ha experimentado una caída de un 26%. Y es que en la primera mitad de 2016 se habían registrado 9.421 nacimientos en la comunidad.

La excepción, Lugo

Por provincias, solo una de las gallegas escapa este año al descenso con respecto a 2021. Es Lugo, con 831 nacimientos, un 10% más. En Ourense la caída fue de un 7,76%; en Pontevedra, de un 4,72% —con lo que se quedaron en 2.487—, y en A Coruña, de un 1,57%.

En comparación con 2019, el año previo a que estallase la pandemia, ninguna provincia ha mejorado las cifras.

Solo seis comunidades ganan nacimientos

En el conjunto de España se registraron entre enero y junio 159.705 alumbramientos, una cifra en mínimos desde finales de la década de 1990 que, con todo, es algo superior (+0,13%) a la del primer semestre de 2021. Eso sí, son 10.590 menos que los contabilizados en el primer semestre de 2020.

Por comunidades, el número de nacimientos aumentó en el primer semestre en seis de las 17, sobre todo en Asturias, un 7,56%, y en Madrid, un 5,07%, además de en Comunitat Valenciana (2,76%), Cataluña (1,57%), Cantabria (0,97%) y Castilla y León (0,56%). El mayor descenso es el de La Rioja, de un 8%.